Bebe Gigante

La madre no había sido diagnosticada de la diabetes gestacional que padecía

Con el doble de tamaño que lo habitual, Jasleen se ha convertido en el bebé más grande nacido mediante parto natural en Alemania, desde que hay registros. Ha visto la luz en el Hospital Universitario de Leipzig (Alemania) y pese a sus 6,11 kilos y 57,5 centímetros, su madre fue capaz de traerla al mundo sin necesidad de cesárea (habitual con bebés tan grandes). Su tamaño se debe a que la madre sufría diabetes gestacional, aunque no había sido diagnosticada.

«Mi estómago era mucho más grande esta vez, pero no tenía idea de que había algo tan gigante en mi interior», declaraba su madre según recoge el rotativo británico. Se trata de su tercer hijo, ya tiene otros de 11 y dos años, respectivamente. Según declara la madre, pesaron una tercera parte de lo que hoy pesa Jasleen.

El récord del bebé más grande del mundo se lo llevó en 1879 un niño canadiense que nació con diez kilos, aunque no pudo sobrevivir más de 11 horas. Jasleen permanece en la unidad de cuidados intensivos para neonatos, pero su estado es saludable desde que nació el pasado viernes 26.