Pablo Lunati

En marzo dirigió su último encuentro, y aunque se entrena en el predio de la AFA para no perder terreno en lo físico, todavía no sabe si será tenido en cuenta próximamente para volver a arbitrar oficialmente. Por lo pronto, la AFIP no lo notificó sobre su supuesta deuda (estaría acusado de deber 1,7 millones de pesos) y lleva cuatro meses sin poder realizar labores.

“Quiero que me digan si debo o no, y si es así, cuánto. Después que me den las facilidades para pagar porque perdí la moratoria que dio el Gobierno Nacional, que vence mañana”, exigió Pablo Lunati en diálogo con el programa Rock & Closs de Radio Rock & Pop. Se quejó porque le parece una exageración de tiempo el ‘parate’ sufrido, que lo tiene al margen de los sorteos.

Más tarde, comparó su situación con la de algunos futbolistas, empresarios y artistas, que a pesar de haber caído bajo la lupa de la AFIP, pueden seguir ejerciendo sus tareas profesionales: “Es injusto que un jugador pueda jugar y yo no pueda dirigir. Una persona tendría que darse cuenta y terminarla conmigo”.

Desde la AFA nadie le comunicó que no será tenido más en cuenta y de hecho, le avisaron que en cuanto regule su situación fiscal y siempre y cuando cumpla los exámenes prácticos y físicos va a tener chances de volver al referato. “Me veo dirigiendo en este semestre, aunque no sé cuándo. En el corto plazo voy a estar”, comentó Lunati.
“A veces pienso que no saben cómo decirme que se equivocaron conmigo”, insistió el juez de 46 años, oriundo de Santos Lugares. “Si no llego a deber, la persona que me hizo esto tendría que quedarse sin trabajo, porque me dejó sin el mío cuatro meses”, concluyó.