scioli

El gobernador Daniel Scioli se comprometió hoy a garantizar los operativos de seguridad necesarios para que la campaña transcurra en paz en territorio bonaerense, luego de que un grupo de encapuchados atacara a piedrazos a una caravana encabezada por Sergio Massa. 

El mandatario aclaró que algunos candidatos del Frente para la Victoria vivieron situaciones similares en distritos gobernados por intendentes opositores. «Como gobernador, van a tener las respectivas coberturas, pero también pido que los candidatos del oficialismo puedan ir a distritos en los que no son gobierno y hacer campaña«, declaró.

Ayer, un acto de campaña de Massa en La Matanza debió suspenderse tras una lluvia de piedras y huevazos contra los autos que acompañaban al intendente de Tigre y a los principales candidatos del Frente Renovador. Tras la postergación del acto, Massa adelantó que hoy volverá al distrito en el que el kirchnerismo logró más de 10 puntos de diferencia en las elecciones primarias. El ataque fue condenado por dirigentes de diversos signos políticos, incluso el intendente Fernando Espinoza.

Al ser consultado por el periodista Marcelo Longobardi sobre las zonas en donde el oficialismo tuvo inconvenientes, Scioli habló de Malvinas Argentinas y de Hurlingham, no obstante pidió no hacer de esta polémica una cuestión de «ojo por ojo y diente por diente».

«Todos tenemos que contribuir a un marco de tranquilidad, de respeto, de tolerancia y yo rechazo todo tipo de violencia: la que le han hecho ayer a Sergio como la que sufrieron los candidatos del oficialismo y de todos los partidos«, reiteró.

Scioli recordó que él como gobernador de la provincia y «la máxima autoridad del país» han sido agredidos por militantes en diferentes ocasiones.

Consultado sobre los dichos del piquetero Luis D’Elía, que esta mañana justificó el ataque a Massa, Scioli fue terminante: «Yo no justifico ninguna agresión, sea quien sea, de un lado o del otro». «Estoy por la no violencia, por la no agresión, por el respeto, la tolerancia y la paz social».