ucr

Las declaraciones del senador nacional Oscar Castillo, respecto del armado de las lista de candidatos a diputados del Frente Cívico y Social (FCS), no cayeron bien en el seno de las líneas internas minoritarias de la UCR. Es que Castillo explicó que los candidatos fueron elegidos en base a la “experiencia (legislativa) y la lealtad” al proyecto del FCS.

El presidente de la Corriente Progresista Radical (CPR), José Sosa, realizó un análisis de la situación partidaria tras la presentación de las listas. “Nosotros trabajamos, sin recursos, pero con mucho corazón en las PASO. Casi 6.000 ciudadanos nos dieron su acompañamiento con el voto, algo que agradecemos infinitamente. Y sabemos que la ayuda vino de muchos radicales que están en desacuerdo con la forma en que se conduce el partido. Si para los popes del radicalismo los 6 mil votos no fueron un claro mensaje de que deben democratizar y abrir el partido dejando de lado la parentela o los amiguismos, ya no está a nuestro alcance el tema”, subrayó Sosa a El Ancasti.

Y agregó: “Nosotros no hicimos las listas, no nos consultaron y decidieron solos. Nuestro digno aporte ya lo hicimos. Ellos sabrán ahora cómo capitalizar esas voluntades. No tengo ninguna otra consideración para hacer”, concluyó Sosa.

«Matando» la mística

Por su parte, el presidente de Renovación Radical Popular (RRAP), Alfredo Marchiolli, opinó que se está “matando” la mística del FCS. “Estamos de acuerdo que Ernesto (Álvarez Morales) tenga su lugar en la lista. Pero en ningún momento las minorías participaron de la selección de los candidatos, ni muchos menos de un representante de las minorías. La lista fue definida unilateralmente y con el agravante de estar incorporadas personas que están muy cuestionadas. Algunos están agotados políticamente y siguen con una nueva re-reelección”, señaló.

Marchiolli no ocultó su preocupación por el futuro político del FCS. “Nos preocupa que se está matando a la mística y el sueño del FCS, no tan solo para la dirigencia de la UCR y los partidos socios, sino también, para el ciudadano común que siempre nos acompañó y estaba ilusionado con que seríamos una alternativa de Gobierno en 2015”, acotó.

Decepción

El presidente de la Cantera Popular, Edgardo Díaz Sosa, cuestionó las reelecciones de dirigentes que arrastran un largo desgaste.

“Como radical estoy totalmente decepcionado y sorprendido por este armado nefasto de las listas. Veo las re-reelecciones de diputados, como es el caso de Rubén Herrera; y la terrible vergüenza que significa para nosotros el senador (Víctor) Luna, que al ver que perdió por paliza en su departamento, no asume ahora la responsabilidad de pelear la senaduría y se aseguró un lugar en la Cámara de Diputados para mantener una cuota de poder y seguir viviendo del Estado como lo hace desde hace 20 años”, disparó.

Díaz Sosa también le apuntó al último ex gobernador radical. “Se hizo una lista familiar en la que hay dos sobrinos (por Herrera y Simón Hernández (h)) de Eduardo Brizuela del Moral en los primeros cinco lugares de la lista. Una gran decepción”, consideró.

Por último, el joven boinablanca presagio una posible derrota. “Creo que muchos de los votos que sacó en las PASO el FCS se van a diluir en octubre porque la lista no convence a nadie. La misma sociedad esperaba una apertura de los popes del radicalismo. Esperaba ver caras nuevas y resulta que sigue el festival de las reelecciones. Lamentable”, concluyó Díaz Sosa.

Renuncias

El dirigente capitalino del MIRA, Néstor Sínchez, pidió la renuncias de algunos candidatos. «El tema es muy simple: que Rubén Herrera y Víctor Luna renuncien ya a ser candidatos a diputados. Y a los otros, podemos estudiarlos un poco más. Basta de estar prendidos siempre los mismos, como si en el radicalismo no hubiese otra gente valiosa. Estamos hartos de estos caraduras», disparó Sínchez notablemente molesto.