Lucia Corpacci - Catamarca

La Gobernadora Lucía Corpacci convocó a una reunión urgente en su despacho, luego de que aparecieran los restos de una joven asesinada a la vera del arroyo Fariñango, a tres días de la aparición de otro cadáver en la zona norte de la Capital.

Apenas fue informada del hallazgo, Corpacci se comunicó con el ministro de Seguridad de la Nación, Arturo Puricelli, y convocó a las máximas autoridades de Gendarmería Nacional y la Policía Federal, para articular acciones conjuntas y de aplicación inmediata con la Policía de Catamarca.

La mandataria puso en marcha un plan de cooperación y acción conjunta con el objetivo de esclarecer lo ocurrido lo antes posible y desarrollar un programa de prevención del delito de mayor intensidad, al tiempo que evaluaba disponer cambios en la cúpula de la policía provincial.

“Como mujer y como madre siento un profundo dolor por estos femicidios, por el padecimiento de estas mujeres, por vidas jóvenes que se terminan a manos de la crueldad, de la violencia irracional, y por la pérdida irreparable que sufren sus familias, a quienes acompaño en su dolor”, sostuvo la Gobernadora para advertir que “los responsables de estos hechos salvajes pagarán por sus actos, y vamos a actuar con toda la fuerza de la Ley hasta encontrarlos”.

“Trabajamos día y noche para reconocer los derechos de todos los catamarqueños, hemos implementado programas y acciones de Gobierno para proteger e incluir especialmente a nuestras mujeres, a las que están solas, a las más humildes, y no vamos a permitir que nos las arrebaten así. Quienes hayan hecho esto no van a escapar”, señaló Corpacci.

La jefa de Estado fue clara al desvincular los crímenes de cualquier interés político: “No contamos con ningún indicio de que exista relación entre estos hechos y el proceso político que vive la Provincia, de manera que descarto alguna connotación de este tipo”.

“Ante la pérdida de vidas humanas las circunstancias políticas pasan totalmente a segundo plano. Estamos en tiempos electorales, pero como responsable del Gobierno considero imperativo tomar estos hechos con la seriedad y responsabilidad que la situación exige, sin dar lugar a especulaciones sin sustento”.

“Podemos discrepar o tener diferencias con nuestros adversarios políticos, pero enfrentamos hechos muy dolorosos frente a los cuales debemos unir fuerzas para defender los valores que compartimos como sociedad”, agregó.

Corpacci dijo que todos los organismos competentes están dedicados a la investigación de los crímenes, y que a partir de las definiciones de los peritos podrá saberse si existe algún vínculo entre ambos casos.