José Luis Gioja

Pasadas las 10 de la mañana, el Hospital Rawson emitió un nuevo parte médico sobre el estado de salud de José Luis Gioja y destacó que el gobernador sanjuanino se encuentre «clínicamente estable», sin fiebre y con el abdomen «sin nuevas complicaciones», luego de que deberían extirparle el bazo por el sangrado interno que sufría.

Los médicos de la clínica provincial señalaron además que el mandatario continúa «sedado», con «pronóstico reservado» y asistencia mecánica para respirar, luego de que debiera saltar desde unos 14 metros para salvarse del choque del helicóptero en el que se trasladaba.

Anoche, los médicos informaron que «el gobernador tiene un aplastamiento de vértebra lumbar». «Por el momento no tiene complicaciones porque tiene conservada la movilidad desde esa vértebra para abajo y tiene conservada la sensibilidad. Ahora después, cuando se recupere, es otra cosa», indicó José Gómez Soler, jefe de Servicio de Urgencia del Hospital Rawson.

El profesional agregó que el mandatario provincial «inmediatamente no va a poder caminar» y que «necesitará una intensa rehabilitación».

Además de esa lesión, Gioja sufrió la ruptura del bazo y una laceración de hígado, como consecuencia del accidente que sufrió el viernes, cuando el helicóptero que lo trasladaba se estrelló contra el suelo, provocando la muerte de la diputada Margarita Ferrá de Bartol.

Por su parte el hermano del gobernador, César Gioja, aseguró que su familiar directo «se encuentra en estado delicado. Está sedado, con respirador artificial. Está en manos de Dios». Sin embargo, se mostró «optimista» con respecto a la recuperación de la salud del gobernador. «Todo es recuperable, aunque sabemos que esto va a ser lento. Está delicado, pero somos optimistas», concluyó.

Se quedará donde está

El ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, adelantó que Gioja no será trasladado a otro hospital «porque no es prudente pensar en eso, ya que no sólo no es conveniente, sino que no tenemos nada más que ofrecerle en el resto del país diferente a lo que está recibiendo en San Juan».

El funcionario realizó además un reconocimiento «al trabajo que vienen haciendo los colegas de San Juan», y dijo que «las conductas que se tomaron vienen siendo monitoreadas en forma permanente, y fueron las correctas», luego del accidente sufrido por el mandatario local.

Manzur aseguró que «la primera conclusión que sacamos es el muy buen equipamiento y la excelencia médica que hay en San Juan, tanto en terapia intensiva como en el equipo quirúrgico».

Por último, y tras recordar su condición de médico, dijo que «hay que tener paciencia, porque estamos frente a un traumatismo muy severo y grande y hay que estar tranquilos y tener la esperanza de que todo vaya bien».

El estado de todos los heridos

El último parte médico difundido hoy también reveló que el coordinador de la Unidad de Gobernación, Héctor Pérez, debió ser re-entubado y desde la madrugada respira con asistencia mecánica para “protección cerebral”. Además comenzó un tratamiento antibiótico por un foco pulmonar. Su pronóstico es reservado.

Por su parte, el diputado nacional Daniel Tomas no presentó mayores cambios respecto al último parte de ayer, por lo que comenzó a realizar trabajos kinesiológicos de rehabilitación respiratoria. De todos modos, los médicos aclararon que “se mantiene conducta expectante desde el punto de vista quirúrgico según evolución clínica”.

En tanto, el piloto del helicóptero, Aníbal Touris, sigue internado en una sala común, tolera dieta y ya se moviliza por sus propios medios.