Araceli Ramos

«Desde el momento que accedimos al video en el que Araceli hace alusión al crimen de Verónica Fernández (32), incorporamos ese homicidio a nuestra investigación», aseguró a Télam un investigador, quien aclaró que el fiscal Enrique Velazco Cerviño, ya tiene el expediente de ese caso para sumarlo al del homicidio de Araceli.

Además, existen serias sospechas de los investigadores para suponer que el ex prefecto apresado pudo haber matado a Aída Amoroso, la anciana desaparecida desde el 20 de septiembre último, para apropiarse de su propiedad, en Puán 3754, de Caseros, donde se cree que obligó a Araceli a filmar un video en el que implicó  a otras personas en su crimen y en el de Fernández.

El fiscal cree que todo forma parte de un plan macabro que ideó Vinader para vengarse de su ex mujer y tres policías que lo habían detenido por un caso de estafas.

En este marco, los investigadores judiciales también sospechan que Vinader está relacionado con la muerte del hijo de Amoroso, Emilio Rezzónico, un amigo suyo al que conoció en prisión y que supuestamente murió por una enfremedad poco antes de la desaparición de su madre y su cuerpo fue cremado.

Si bien el exprefecto Vinader fue indagado el pasado miércoles por la presunta «privación ilegítima de la libertad calificada» de Araceli y de Amoroso, y ya se encuentra con pirisón preventiva por esos hechos, el fiscal se tomará tiempo para obtener todos los elementos necesarios y recién allí lo llamará nuevamente para ampliar su indagatoria.

En principio, el fiscal ya podría llamarlo para informarle que le imputa el crimen de Araceli, pero fuentes judiciales aseguraron que prefiere juntar más pruebas para, en todo caso, imputarle también los homicidios de Fernández y de Amoroso.

«No hay premura para volver a indagarlo, no hay plazos perentorios que nos obliguen a tener que llamarlo para ampliarle la imputación», dijo a Télam una fuente con acceso al expediente judicial.

Los investigadores aseguraron que durante esta jornada no se realizaron nuevas excavaciones en el cementerio de González Catán en busca del cuerpo de Amoroso, porque la policía aguardaba «unos planos del predio» con intención de profundizar la búsqueda en sectores específicos.

Por eso, las excavaciones continuarán este martes, explicaron las fuentes consultadas.

El fiscal cree que todo forma parte de un plan macabro que ideó Vinader para vengarse de su ex mujer y tres policías que lo habían detenido por un caso de estafas.

Araceli desapareció el 30 de septiembre pasado, cuando salió de su casa en Loma Hermosa rumbo a una entrevista laboral en una casa ubicada en Puán 3754.

Gracias a que dejó a su madre una nota avisándole donde había ido, es que tras su desaparición los investigadores llegaron a esa vivienda, que estaba deshabitada y era propiedad Aída Amoroso y se descubrió que desde diez días antes también estaba desaparecida.

Los pesquisas hallaron en esa casa huellas de Vinader, las que sumadas a cerca de 25 llamados entre Araceli y éste llevaron a la Justicia a detenerlo y allanar su casa de Mataderos, donde se encontraron documentos de Amoroso y la escritura de la vivienda de Puán.

De esa pesquisa surgió que Vinader había estado detenido con el hijo de Amoroso, Emilio Rezzónico, quien murió aparentemente por una enfermedad y fue cremado a pedido del ex prefecto, que había conseguido que la anciana le firmara un poder para hacerlo.

Por tal motivo, ahora el fiscal no descarta, que Vinader se haya deshecho de su ex compañero de prisión y de su madre para quedarse con la propiedad.

El viernes último, tras varios días de búsqueda, la policía encontró el cuerpo de Araceli en un descampado de Villa Madero, asfixiado, atado con alambre y dentro de un bolsón.

Además, llegó a manos de los pesquisas un video en el que aparece Araceli hablando, bajo presión de Vinader, sobre el crimen de Fernández, cometido casi un año antes, lo que hace creer al fiscal de la causa que fue Vinader quien lo ometió.