la Luna

Esa fascinante magia celestial que sucede cuando la Luna tapa al Sol o la Tierra se interpone entre ambos, por ejemplo, está por ocurrir otra vez. En la tarde noche de este viernes habrá un eclipse de Luna penumbral que podrá ser visto en diferentes partes de Argentina y el mundo.

A diferencia del eclipse parcial, el penumbral sucede cuando el satélite natural pasa a través de la penumbra de la Tierra y así genera un sutil oscurecimiento que se aprecia en la superficie lunar. Al ser dificultoso de captarlo de manera natural, solo podrá ser observado con telescopios u otros elementos técnicos.

El fenómeno se podrá seguir en varios países de América, Europa, África y algunas regiones de Asia y tendrá una extensa duración de cuatro horas.

«Afectará a gran parte de la superficie del satélite, que será tocado por la penumbra terrestre y por ende más pálida que, al ser iluminada por el Sol, la Tierra proyecta al espacio, y si bien no producirá su oscurecimiento total, sí afectará su brillo», señaló un especialista.

El eclipse empezará a las 21.48 y finalizará a las 1.52 de mañana. Los especialistas advierten que sin un equipamiento especial, será mejor disfrutar del evento entre 23.30 y 0.10. A estas horas será notable a simple vista cómo se oscurece la parte sur del disco lunar, especialmente en sus extremos. Los astrónomos recomiendan a los aficionados sacar fotos durante este período porque las cámaras fotográficas captarán el oscurecimiento mucho mejor que el propio ojo humano.