Juan Manuel López Gómez

La violencia en el fútbol sigue siendo un tema recurrente. A pesar de que los visitantes tienen el ingreso vedado a los estadios, los enfrentamientos siguen produciéndose y han adoptado una nueva modalidad: los cruces entre distintas facciones de la misma hinchada.

En ese marco, el panorama para la vuelta de los visitantes no es nada alentador y así lo confirmó Juan Manuel López Gómez, subsecretario de Deportes de la provincia de Buenos Aires.

«Es muy difícil que vuelvan los visitantes», admitió el funcionario del organismo del cual depende el Aprevide, que es la entidad encargada de la seguridad en los espectáculos deportivos.

López Gómez señaló en una entrevista con Infobae TV que la violencia en el fútbol «ha mutado» y precisó que en la actualidad «se ven muchas internas» entre las barras.

«Luego de los hechos de violencia en Independiente, estuvimos a punto de tomar la decisión de que jugara sin público. Pero, para jugar sin locales, mejor cerramos todo, le dejamos la llave a los violentos y nos vamos«, indicó

No obstante, afirmó: «Eso es lo último que vamos a hacer. Vamos a pelear para que la familia esté en la cancha».

«Si hubiésemos tomado la decisión en caliente, nos hubiéramos equivocado. Por eso escuchamos a los dirigentes, tanto del oficialismo como de la oposición, al Ministerio de Seguridad y a la policía, que es un factor fundamental», explicó López Gómez, quien aseguró que desde la Subsecretaría de Deportes tienen un fluido diálogo con la AFA y con el gobierno nacional.

Finalmente, el funcionario remarcó: «Hay muchas situaciones de violencia, pero estamos convencidos de que achicamos el margen del negocio con la prohibición de los visitantes. Creemos que de a poco se van a hacer cambios que van a ser sustanciales».