David de la Barrera

El bloque de diputados del Frente Cívico y Social solicitó a la gobernadora Lucía Corpacci que investigue las denuncias públicas que realizó el intendente de Tinogasta, Hugo Ávila, contra el presidente de Camyen, David de la Barrera. El jefe comunal había manifestado que el funcionario compró una casa valuada en un millón de pesos luego de haber asumido el cargo. En ese sentido, la oposición solicita conocer si hubo “hechos de corrupción” de parte del presidente de Camyen.
El pedido opositor ingresó en la última sesión del cuerpo y solicita a Corpacci que ante la “andanada de denuncias públicas formuladas por representantes del oficialismo” intervenga para conocer si existieron estos “graves hechos de corrupción”.
El bloque sustenta su pedido en la pelea mediática llevada a delante entre el intendente de Tinogasta y el presidente de Camyen por la pérdida por parte del Frente para la Victoria de la banca del senador del departamento. En las acusaciones cruzadas, Ávila había manifestado que De la Barrera adquirió una vivienda cotizadas en un millón de pesos con una pileta valuada en 80.000 pesos a los pocos días de haber asumido. Por su parte, De la Barrera aseveró que Ávila “le mintió” a los pobladores de Tinogasta afirmando que «llevaría obras al Municipio», pero que en realidad lleva a delante una “gestión gris y oscura”. El funcionario también había aseverado que él iba a “atender” a Ávila hasta el fin de su mandato.
Para los diputados del FCS, “poco importa este triste culebrón por supuestas traiciones electorales” entre los dirigentes peronistas, sino que lo que “realmente alarma” son los reclamos cruzados que “son cada vez más fuertes y hasta con denuncias que podrían denotar hechos de peculado”.
El bloque cuestionó que -tras la denuncia de Ávila- “ni un solo miembro se enrojeciera por vergüenza ajena, ante el reconocimiento indisimulable, de actos de corrupción dentro del gobierno”.
Así también consideró como “grave” que el intendente catalogue como “robocrosita” a De la Barrera y que “no haya realizado las denuncias pertinentes”. Por otra parte, mostró su malestar a las declaraciones del presidente de Camyen respecto a que iba a “atender” a Ávila hasta el final de su gestión.
El bloque solicitó a la fiscal general Milagros Vega que actúe de oficio pidiendo informes y realizando las investigaciones que sean necesarias para “poner claridad sobre estos oscuros hechos”.
Por último, exhortaron a Corpacci a “poner un coto frente a los hechos de corrupción” y a separar a “cualquiera de sus funcionarios que esté involucrado”.