Raúl Jalil y Sergio Massa

Cuando recién ha pasado una semana de las elecciones que lo consagraron como ganador de las elecciones en Buenos Aires, el intendente de Tigre y ahora diputado nacional electo Sergio Massa nombró por segunda vez al alcalde capitalino Raúl Jalil y son más fuertes las versiones que lo ubican como posible participante del armado político del bonaerense con miras al 2015.
El lunes, con la euforia del triunfo, había dicho por C5N que dialogaría con varios jefes comunales de la Argentina, entre ellos el “Turco” Jalil, y un par de días después repitió el nombre de su “amigo” -como lo calificó- durante una entrevista por Crónica TV. Entre los más de 105 jefes distritales de todo el país que el líder del Frente Renovador busca sumar para erigir su candidatura presidencial, la figura del alcalde de SFVC aparece como una fija.
Más allá de las especulaciones políticas que situaron a Jalil ya dentro del FR, en diálogo con El Esquiú.com, el intendente capitalino le bajó el tono a los trascendidos y recordó que “hace más de un año” que viene trabajando con su par de Tigre y que, además de un vínculo personal -su hermano fue compañero de estudios de Massa-, hay un compromiso de cooperación institucional entre ambos municipios.
“Con Massa tenemos una relación política y de gestión municipal. Venimos trabajando hace más de un año con él y otros intendentes”, aseguró.
Jalil también mencionó que el centro de videovigilancia y la guardia urbana que recientemente comenzó a estar operativa se crearon siguiendo los que existen en Tigre.
El acuerdo de cooperación seguiría en otras áreas, como la relacionada al aspecto educativo y de acción social, especialmente en lo que hace a la seguridad alimentaria. En este sentido, Massa dijo por Crónica que la experiencia de Tigre en estos campos esta disponible para todas los municipios que lo requieran.
Más allá de que estos contactos se inscriban formalmente en el ámbito institucional, la estrategia que seguirá el frente del bonaerense será sumar a los intendentes para que integren su armado electoral, dejando de lado, por el momento, a los gobernadores. Según los analistas, este esquema es el que le arrojó muy buenos resultados a Massa durante las pasadas legislativas.