Integracion

Una vez más APYFADIM debe hacer públicos sus reclamos con la intención de que pueda ingresar en la agenda de los funcionarios y de la sociedad el respeto a los derechos de las personas con discapacidad. Esta vez, el problema surge en los colegios privados que no están adaptados y en algunos casos no inscriben a niños con discapacidad motora.
La presidenta de la Asociación, Griselda Bazán, dijo a El Ancasti que algunos padres que tiene los recursos económicos para poder mandar a sus hijos (que comenzarán el año que vienen en jardín de cuatro años) a una institución privada no lo pueden hacer. » En el Hood que funciona por la calle Junín, una persona en sillas de rueda es imposible que ingrese, en el Belgrano, directamente las autoridades del colegio dicen ‘nosotros no hacemos integración’, y el colegio tiene escaleras», señaló Bazán.
La preocupación desde APYFADIM surge porque estos colegios son subvencionados por el estado provincial, «quien es el garante de la educación de los niños y quien debe hacer respetar sus derechos».
Los integrantes de APYFADIM ya se reunieron con funcionarios del Ministerio de Educación por este tema, pero no han podido tener respuestas favorables. Al respecto, Griselda Bazán señaló que «al ministro Ariza se lo hicimos saber, tuvimos una entrevista, le explicamos y le dijimos cuáles eran los colegios que no reunían las condiciones, él nos dijo que se iban a ocupar de eso. Pero fue el año pasado apenas asumió él. Ya lo habíamos tratado con el señor Edgar Reartes, un funcionario de la ministra en ese momento María Julia Acosta, también con el mismo compromiso. No se interiorizaron, no tienen ganas, no les importa».
Con dolor la madre señaló: «A la inclusión que ni la mencionen. No basta la palabra, tiene que haber hechos y los hechos no la garantizan».

 El transporte, otro problema

 Otros de los grandes problemas relacionados con la educación de las personas con alguna discapacidad es el del trasporte. «Tenemos chicos que han dejado la escuela secundaria y la escuela primaria, que no pueden acceder al nivel terciario y menos al universitario por cuestiones de transporte, deuda pendiente porque el Estado no está garantizando el traslado de las personas con discapacidad, no tenemos un colectivo adaptado», dijo Griselda Bazán.
El ministro de Servicios Públicos, Luis Romero, también se reunió con integrantes de APYFADIM y había prometido mejoras sobre este punto.