huracán Haiyan

Por su parte el Consejo para la Gestión y Reducción de Desastres filipino prosigue con el lento recuento oficial en su último informe publicado en el que también habla de 2.487 heridos.

Cerca de 10 millones de filipinos se vieron afectados por los estragos creados por el tifón «Haiyan», bautizado como «Yolanda» por las autoridades locales, de los cuales al menos 660.000 son desplazados, según el recuento del órgano gubernamental.

El último reporte oficial, del lunes, cifraba los muertos en 255.

Naciones Unidas, estimó en más de 10.000 el número de víctimas mortales provocadas por el tifón que hace cuatro días arrasó las provincias centrales del archipiélago.

Además de Taclobán, la capital de la isla de Leyte, donde se estiman que solo en la ciudad hay unos 10.000 muertos, por la región hay infinidad de poblados pequeños totalmente incomunicados a los que la ayuda humanitaria aún no llegó, según despacho de EFE.

Antes de la llegada de este último tifón a Filipinas, el vigésimocuarto del año, los meteorólogos habían advertido que podría tener un efecto devastador mayor que el tifón Bopha, que en 2012 dejó casi dos mil muertos y desaparecidos.