Salud-Diabetes

Si bien es frecuente que existan antecedentes de algún familiar con diabetes, para que alguien desarrolle la patología no sólo la herencia está vinculada al problema: influyen también la vida sedentaria, la dieta abundante en azúcares y grasas, y la obesidad, señalaron los expertos, en el marco de observarse el jueves el Día Internacional de la enfermedad.

El informe del Instituto para la Medición y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington está basado en el Estudio Global de la Carga de Enfermedades, que compara información entre 1990 y 2010 en los países de la región.

«La diabetes está aumentando en muchos países y América Latina no es la excepción», destaca el informe que sostiene que «en Argentina se ubica en el décimo lugar entre las primeras causas de muerte prematura y discapacidad», como ocurre a nivel regional.

«La diabetes está aumentando en muchos países y América Latina no es la excepción»

Por ese motivo, son una preocupación la obesidad, los altos niveles de glucosa en sangre, los malos hábitos alimentarios y el sedentarismo.

La diabetes, en la variable «causa de años vividos con discapacidad» consiguió descender al lugar 13 en el país y para todas las edades, en la lista de enfermedades, reveló el informe.

Comparativamente con la región, Argentina consiguió un mejor posicionamiento ya que para América Latina y El Caribe, la enfermedad en esta variable medida por el informe sigue ocupando el noveno lugar entre las enfermedades.

En tanto, para la variable «años de vida saludables perdidos por causa de las enfermedades», el informe sostiene que «en la Argentina la diabetes en todas las edades ocupa el noveno lugar entre las enfermedades».

El mismo estudio informa que la Argentina llevó la diabetes al puesto 14, cuando se mide la enfermedad como «causa de discapacidad», en lugar del puesto 13 que tenía, lo que indica que progresó en un 38 por ciento.

Además, según el relevamiento, para las personas de entre 60 y 64 años, la diabetes sigue ocupando desde 1990 el cuarto puesto como causa de años de vida saludable perdidos, después de las enfermedades cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer de pulmón.
El porcentaje del total de años de vida perdidos por muerte prematura atribuida a la diabetes en todas las edades en la Argentina es del 2,5 por ciento, mientras que ese índice asciende en América Latina y el Caribe a 3,1.

Melina Huerin, médica especialista de la Fundación Cardiológica Argentina, definió a la enfermedad por el aumento de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre, que afecta particularmente el corazón, el riñón y las arterias de las piernas.

«Esos niveles de glucosa se pueden medir y llevan el nombre de  glucemia, una medida que debe mantenerse siempre dentro de límites bastante estrechos (entre 70 y 100 miligramos/decilitro).

La diabetes más frecuente, llamada tipo II o del adulto, es causada por la insuficiente producción de insulina del páncreas o su inapropiada forma de funcionar

Para Huerin, «las personas que tienen valores en el rango de 100 a 126, si bien no son diabéticos, tienen una alteración con riesgo de diabetes, y de desarrollar enfermedad cardiovascular».

Hay un tipo de diabetes que aparece en la niñez o adolescencia (Tipo I) y se caracteriza por la incapacidad de las células del páncreas de producir insulina, por lo que casi en la totalidad de los casos requiere aplicación de insulina, y controles de glucemia que el mismo paciente aprende a realizarse.

La diabetes más frecuente, llamada tipo II o del adulto, es causada por la insuficiente producción de insulina del páncreas o su inapropiada forma de funcionar.

Una tercera forma clínica de diabetes es la «gestacional» y ocurre durante el embarazo y que en la mayor parte de los casos revierte, informó la especialista.

En 1991, la Federación Internacional de Diabetes y la Organización Mundial de la Salud (OMS) instalaron el 14 de noviembre como Día Mundial de la Diabetes, como respuesta al alarmante aumento de los casos en el mundo.