Avión, cayó en Rusia

La aeronave, procedente de Moscú, se estrelló y explotó tras un abortado intento de aterrizar en el aeropuerto de Kazan, localizado a unos 800 kilómetros al este de Moscú, precisó la agencia alemana de noticias DPA.

La aeronave, procedente de Moscú, se estrelló y explotó tras un abortado intento de aterrizar en el aeropuerto de Kazan

Según un cable de Ansa, hubo primero tres intentos de aterrizaje y luego el avión de línea regional de Tatarstan, en la región rusa del Volga, se precipitó y explotó al caer.

Los 44 pasajeros y seis tripulantes fallecieron, dijo la Agencia de Transporte Aéreo Federal. «No hay sobrevivientes», confirmó el portavoz de la autoridad aeronáutica Serguei Isvolski, en tanto el aeropuerto fue cerrado.

El jefe del Kremlin, Vladimir Putin, manifestó su pésame y le encomendó a su ministro de Transporte, Maxim Sokolov, que viaje de inmediato a Kazan, y dispuso formar una comisión investigadora. La catástrofe debe ser aclarada por completo, añadió.

La agencia Interfax habló de un error del piloto como causa del accidente, aunque los investigadores dijeron que analizan varias razones para el siniestro y medios rusos especularon con que pudo registrarse una falla técnica.

Un canal de televisión estatal difundió una entrevista telefónica con una mujer que dijo que había viajado en ese avión desde Kazan a Moscú previamente, en el día de hoy, y que los pasajeros temieron porque vibró fuertemente tras el aterrizaje.

Interfax, citando una fuente de seguridad, recordó que la misma aeronave sufrió un incidente en noviembre de 2012, cuando debió regresar al aeropuerto de Kazan por un descenso en la presión de la cabina tras el despegue.

Funcionarios indicaron que el Boeing tenía 23 años. Las condiciones meteorológicas al momento del aterrizaje eran buenas, relató un funcionario a Interfax.

Entre las víctimas se encuentran Irek, hijo mayor del presidente de Tatarstán Rustam Minnekhanov, y el jefe local del Servicio de Seguridad Federal ruso, Alexander Antonov, citó Interfax a un viceprimer ministro regional, Yuri Kamaltynov.

Tatarstán, una región predominantemente musulmana, es una república que forma parte de Rusia pero goza de una autonomía de amplio rango.

En Rusia se registran con frecuencia masivos accidentes de aviación que dejan numerosos muertos, pero en su mayoría están involucrados aviones viejos como los Tupolev, y es más raro que ocurran con Airbus o Boeing.

En los últimos años en Rusia aumentaron los accidentes áereos, al punto que las autoridades ordenaron reemplazar los aparatos más viejos, de diseño soviético, y se lanzó una verificación en muchas compañías.

En septiembre de 2011, 44 personas murieron en el accidente de un Yak-42 cerca de la ciudad de Yaroslav. Y En abril de 2012, otras 31 fallecieron al estrellarse un avión poco después de decolar en Siberia.

Rusia y las ex repúblicas soviéticas, señaló Ansa, registraron en 2010 un promedio de accidentes tres veces superior al promedio mundial, según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo.