Arsenal le ganó a Boca

Por la fecha 16 del torneo Inicial, Arsenal superó por 3-2 a Boca Juniors en un encuentro disputado en Sarandí, que contó con el arbitraje de Silvio Trucco.

El conjunto local comenzó haciendo mejor pie en el campo de juego, mientras que el equipo de Bianchi se mostraba desorientado en cuanto a su posición el terreno de juego. Así, los dirigidos por Alfaro mostraron una gran contundencia y, con gran precisión en sus acercamientos al área, lograron una cómoda ventaja de dos goles en los primeros 45 minutos.

Arsenal se adelantó en el marcador a los 15 minutos de la primera etapa. Nicolás Aguirre ejecutó un tiro libre por lo bajo y descolocó al arquero Trípodi para marcar el 1-0.

Iban 26 minutos cuando Milton Caraglio capturó un rebote en el área y, con una gran sutileza, definió por encima del cuerpo del arquero y estiró la cuenta en favor de los de Alfaro.

Arsenal se fue al descanso sabiendo que le había propinado un golpe de importancia al «Xeneize», que no encontraba las herramientas dentro del campo de juego para revertir la situación. Un Riquelme apagado, un Riaño con esporádicas apariciones y un Gigliotti desconectado, sumados a las desconcentraciones en la última línea, hacían que el equipo de La Ribera no lograra ser profundo para inquietar a su rival.

Aún así, en el inicio de la segunda parte se encendió una luz de esperanza para los dirigidos por Carlos Bianchi. A través de una pelota parada, Boca descontó y se ilusionó con plantear un encuentro diferente en la etapa complementaria.

Boca se aceró en el marcador a cuatro minutos de iniciada la segunda parte. Tras un córner, Matías Caruzzo se elevó más que todos en el área y conectó un cabezazo que dispuso el 2-1.

Pero la ilusión iba a durar poco para «El Xeneize» ya que, rápidamente, el local recuperó la distancia de dos goles en el marcador. Tan solo cinco minutos después del descuento, y luego de un gran centro desde la izquierda, Ramiro Carrera apareció en el área y, de cabeza, decretó el 3-1.

A partir de ese momento, Boca acusó el golpe y se mostró errático a la hora de buscar los caminos hacia el arco contrario. Arsenal, en cambio, parecía controlar las acciones y sostener el resultado con solidez. Pero el equipo visitante no se dio por vencido. Claudio Riaño, a los 31 minutos, dejó a Boca a tiro en el marcador.

Con más de 10 minutos por jugarse, Boca se jugó sus últimas energías para ir en busca de una igualdad que, hasta hace tan solo unos minutos, parecía descabellada. En ese tramo del encuentro se encontró con una inmejorable situación: a los 39, a Gigliotti le quedó una pelota en el área y sacó un disparo que se estrelló en el palo, superando la estirada de Campestrini.

Arsenal terminó sufriendo en un encuentro cuyo desarrollo le había sido ampliamente favorable. Aún así, se quedó con una victoria fundamental de cara a la recta final del certamen y sumó tres puntos que le permitan llegar a 28 en la tabla, para posicionarse a dos del líder, San Lorenzo.

Boca volvió a quedar en deuda en materia de juego y dejó pasar una gran chance de subirse a la cima, cuando solo quedan tres fechas para el final del campeonato. El equipo de Bianchi quedó con 27 puntos, a tres de la cima.