ARIZA

El ministro de Educación confirmó ayer como uno de los grandes problemas en el área el ausentismo docente, por lo cual el Gobierno paga 24 millones de pesos en suplencias, lo que calificó como un gasto “bastante grueso” para el presupuesto.

José Ariza admitió que el sistema actual de licencias, que genera un enorme gasto consecuente, “está desmadrado y hoy lo que estamos tratando de hacer es corregir este rumbo”. En la negociación con los sindicatos se está buscando acordar mecanismos que ayuden a reducir los índices de ausentismo.

“Cuando hacemos el análisis de los problemas que tenemos en las escuelas, el principal se refiere al ausentismo. Tenemos un alto índice que genera también un porcentaje elevado de suplencias; estamos pagando 24 millones al mes de suplencias, algo bastante grueso para lo que es el presupuesto educativo. Es verdaderamente un problema y estamos construyendo soluciones para que en 2014 tengamos un índice más bajo”, señaló a Radio Ancasti.

Un mecanismo sería establecer un Régimen de Licencias específico para la docencia, que incluya las enfermedades profesionales y reemplace al Decreto acuerdo 1875, lo que “forma parte de las mejoras en las condiciones laborales de los docentes y a nosotros nos permitiría tener un control más efectivo en términos de la cantidad de agentes”, analizó funcionario.

En cuanto al salario, rescató que “desde que asumimos hemos dado un aumento del 50 por ciento, hemos pasado del 7,8 en el punto índice al 12,6; sin embargo, se sigue sin resolver el gran problema de que el docente que está en el aula, cuando recibe el incremento éste impacta en el bolsillo de manera poco eficaz en términos de percepción para el maestro, en relación con otros cargos. Lo que tenemos que hacer es corregir esa asimetría”.

EN CIFRAS

En el Nivel Primario solamente, existen un promedio de 750 licencias mensuales.

Por culpa de las licencias, el Estado paga 2,5 cargos por cada docente.

El gasto mensual en suplencias del Nivel Primario llega a 2.250.000 pesos.