Se plantearon temas de tránsito y de seguridad en las rutas de ingreso al departamento, entre otros temas.
Se plantearon temas de tránsito y de seguridad en las rutas de ingreso al departamento, entre otros temas.

El intendente de la Municipalidad de Tinogasta, Hugo Ávila, mantuvo una reunión con las principales autoridades policiales de la cabecera departamental y con funcionarios del gabinete de gobierno municipal que trabajan en áreas relacionadas directamente con el tema seguridad, como la jefatura de Tránsito, espectáculos públicos, comercio y otros.

El jefe comunal tomó la iniciativa de articular con las distintas instituciones competentes en materia de resguardar el orden y la integridad física de las personas, en virtud de que se sucedieron hechos en los que se advirtió un marcado consumo de alcohol en jóvenes y adolescentes, señalaron las autoridades. También respecto de este tema, Ávila trató de reunirse con autoridades de instituciones civiles para buscar una solución por el consumo de alcohol entre adolescentes y niños, como también de otras sustancias prohibidas.

Unas de las propuestas fue la de armar casi de manera inmediata un proyecto para la creación de una guardia urbana, con el fin de “prevenir” actos delictivos o de cualquier otra índole en la jurisdicción municipal.

El intendente después de haber escuchado los informes del personal de tránsito y de comercio, además de las autoridades policiales en materia de hechos de desórdenes públicos, se comprometió a comprar desde el municipio un alcoholímetro para los controles diarios que se harán en diversos sectores de la jurisdicción municipal.

Ávila puso énfasis en «prevenir o acabar definitivamente con el consumo de bebidas alcohólicas en menores y el consumo de drogas».
El intendente insistió en «poner mano firme en el reacondicionamiento» de las casillas de control de seguridad de entrada y salida al departamento, que están ubicadas sobre rutas N° 60 y ruta N° 3. Inclusive, se buscaría la forma de poder instalar en ambas casillas cámaras de seguridad, con el fin de poder verificar quiénes ingresan o egresan al departamento.

Equipo

El compromiso más inmediato con el que cumpliría el intendente tinogasteño sería la compra de un alcoholímetro para realizar los controles en las calles, en particular a los conductores de vehículos.

Fuente: El Ancasti