Omar “Tito” Hernández, un reconocido empresario de la provincia, murió ayer en el hospital San Juan Bautista. Allí permanecía desde hace aproximadamente tres meses, cuando sufrió un primer Accidente Cerebro Vascular (ACV), al que después le siguió otro más que lo mantuvo postrado y en grave estado.
Hernández, cabe destacarlo, es el marido de la actual ministra de Salud de la provincia, Noemí Villagra, con quien se casó hace largos años. Hernández, durante muchísimo tiempo, tuvo un negocio de reparación de motores diesel y en la última década había incursionado en el mundo de las comunicaciones. Era uno de los propietarios del canal de cable de la ciudad de Andalgalá.
También era ampliamente conocido en la actividad deportiva, a través de su participación en los certámenes que organiza la Liga de Veteranos de Fútbol. Por espacio de más de 20 años, jugó en varios equipos, especialmente en DUCA, en el que militó en varias de sus categorías. También vistió los colores del Centro Empleados de Comercio y, últimamente, jugaba en el Club Banco de Catamarca.