El presidente de la Unión Cívica Radical e intendente de Fiambalá, Amado David Quintar, confirmó que el sábado 21 de diciembre será la convención ordinaria que el partido debe realizar antes de finalizar el año.
El Presidente comunicó que previamente actuará el tribunal de Conducta del partido ya que hay  muchos pedidos de afiliados para que se tomen medidas disciplinarias con las personas que participaron por fuera del radicalismo en la última elección del 27 de octubre.
«Vamos  a esperar a que el tribunal de conducta se expida para darle a las personas que fueron por afuera del partido la posibilidad de defenderse como corresponde, antes de tomar una decisión final, si son expulsados o no de la UCR», anticipó.
Quintar anticipó que el miércoles próximo se realizará una reunión de la mesa ejecutiva con la presencia del tribunal de conducta que está constituido por Luis Segura, Pablo Magini y Hugo Fuensalida, para que ellos se hagan cargo de la documentación enviada por los distintos sectores que hicieron las denuncias correspondiente por  «traiciones» al partido.
También anticipó que el partido recibió una nota de tres afiliados por la que solicitan la reforma de la Carta Orgánica partidaria.  El pedido es de los afiliados Gabriela Nieva Larcher, Luis Rodríguez y Darío Carabajal.  Es para que la reforma se incluya en el temario de la próxima convención partidaria.   En esta línea piden que la Carta Orgánica sea revisada integralmente para eliminar  «el sentido proscriptivo de  las condiciones de participación en las elecciones internas para la elección de autoridades partidarias».
Al consultarle si el partido tomará alguna medida por las dádivas que realizo el  FV en la ultima elección, Quintar afirmó que los legisladores de la UCR están recolectando todas  las pruebas posibles para presentar en la justicia.
Y agregó: «Estos hechos no pueden pasar desapercibidos en nuestra  provincia. Esto es  algo espantoso, que el gobierno gaste el dinero del pueblo en una suma exuberante de 100 millones de pesos», estimó con respecto a la dádiva electoral.