BELEN- En la mañana de ayer, una mujer de apellido Yapura se presentó en la comisaría departamenal y avisó a los efectivos que un hombre le había llamado a su teléfono celular y le manifestó que habían secuestrado a su padre.
Fuentes policiales consultadas por la corresponsalía de este diario manifestarón que el hecho, que no pasó de un susto, no es el primero que ocurre en el departameto Belén, sino que es una modalidad que crece día a día.
De acuerdo con los dichos de la mujer, quien se domicilia en el barrio El Cerrito, un celular con característica de esta Capital le habló a su teléfono personal, manifestándole que tenían secuestrado a su padre -quien vive en la localidad de Londres- y debía realizar una carga virtual por el monto de $ 1.000 al número que le figuraba en el visor. Asustada. la mujer llegó a la policía e inmediatamente el subcomisario Moreno y el oficial Villgra. que estaban en la dependencia. iniciaron la búqueda de la supuesta víctima.
Finalmente, luego de un par de horas, el hombre fue encontrado en su domicilio en buen estado de salud general, descartándose la información del secuestro por completo.
Por otra parte, las fuentes policiales señalaron que ya se intervino en otras situaciónes similares, en algunas se llegó a pagar sumas de $ 2.000, pero no se trataban de falsos secuestros, sino que les manifestaban a las víctimas que un familiar había sufrido un hecho de tránsito.

 

Launión