taxi

La diferencia en el pedido del incremento de la tarifa del servicio de taxis y remises ha generado una polémica entre los sectores, mientras que la Asociación Permisionaria de Remises de Catamarca (APRECAT) pide la suba de 2 pesos en la bajada de bandera, los taxistas y la asociación de remiseros pide solamente el aumento de 0,20 centavos en la ficha.
La justificación de los trabajadores de taxis radica en que “el impacto del elevado aumento repercutirá en los usuarios, si subimos dos pesos por viaje nos van a dejar de utilizar”, explicó José Pesara, referente del Sindicato de Peones de Taxis y Remises.
Los trabajadores taxistas con el pedido realizado, criticaron duramente a los propietarios de las empresas ya que consideran que “a ellos sólo les importa su bolsillo, no tienen en cuenta a los choferes”.
Por su parte, y en concordancia con los taxistas, Ricardo Barrientos, presidente de la asociación de Taxis y Remises manifestó que “hemos elevado la nota al intendente y solamente pedimos que se aumenten 20 centavos la ficha y que la bajada quede a cinco pesos como hasta ahora; el incremento que pedimos equipara el aumento de 20 centavos por metro únicamente en el gas”.
La suba de la tarifa debe ser acordada entre las asociaciones que nuclean a los trabajadores del volante, por esta razón la comuna convocó para la tarde de hoy a una reunión con el propósito de aunar criterios y que se realice la presentación de una sola propuesta a fin de autorizar el incremento.

Alerta por las paradas

Los referentes de los taxistas y remiseros anunciaron que se encuentran en estado de alerta por el quite de las paradas, las disposiciones de la comuna serán acatadas por el sector en tanto que los particulares tampoco lo hagan en los espacios destinados.
Las paradas de la polémica son la de República y Sarmiento, y Mota Botello y Rivadavia, las calles circundantes a la plaza principal también se encuentran en debate.