En Casa de gobierno de Catamarca se produjo la insólita situación de choque entre diferentes fuerzas de seguridad: la policía se enfrentó ante la gendarmería y hay heridos. En el violento episodio hubo gases lacrimógenos y hasta balazos.

La policía reclama diez mil pesos de sueldo básico, mientras que la gobernación les ofreció 7900 y en mayo un incremento del 20%.

«Yo hice una recorrida a las 16 por supermercados de la ciudad de Catamarca y hasta ese momento hubo tranquilidad. Algunos comercios cerraron por precaución», dijo el periodista Luis Carreño a TN.

Por pedido de la gobernadora catamarqueña, Lucía Corpacci, el Gobierno nacional envió 200 gendarmes para evitar posibles saqueos como los que ocurrieron en Córdoba y La Rioja como consecuencia de las protestas policiales.

 

TN