El cierre de las festividades marianas de este año contó con una enorme muestra de fe y de gratitud de miles de devotos de la Virgen del Valle, que como todos los años superaron las expectativas de los organizadores y desbordaron todas las estructuras de contención.
De acuerdo con las últimas cifras que se conocieron de parte de los efectivos de la Policía de la Provincia, desde el jueves 5 de diciembre hasta las 14 de ayer, ingresaron en total 34.544 vehículos, que totalizaron unos 85.642 fieles marianos llegados, especialmente, desde las provincias de Tucumán y Santiago del Estero, donde la devoción a la Madre Morena es muy fuerte y los moviliza todos los años.
El recorrido nuevo que se hizo con la imagen, además de rediagramarse su salida de la Catedral a partir de donde fue llevada en andas por la gente, tuvo buena aceptación de parte de la multitud que acudió al llamado mariano.
También contribuyeron con esta circunstancia las modificaciones de las calles San Martín y República, que ensancharon la circulación de la gente acompañando la imagen.
Se destacó que esta acción, con una mayor participación de los fieles, se retomó después de 20 años que no se realizaba, y así se volvió a una vieja tradición en las festividades marianas.
Un punto para destacar fue la presentación de nuevas canciones dedicadas a María, hechas con letras y melodías para niños que renovaron el repertorio para las celebraciones marianas.
La desconcentración, tras el reingreso de la imagen hacia la Catedral, fue lenta y mucha gente se quedó para acompañar luego la misa que se realizó en el templo.