Ola de saqueos

Preocupado por la situación que se vive en el país, principalmente por los incidentes ocurridos la semana pasada en Córdoba, el Papa Francisco se comunicó con el arzobispo cordobés, Carlos Ñáñez.

Así lo contó Ñáñez en la celebración del domingo: “El Santo Padre me llamó por teléfono. Quería interesarse por la situación de Córdoba y expresarnos su cercanía en la oración”.

“Pidió que fuéramos capaces de reencontrarnos para que la paz reinara entre nosotros. Se lo agradecí profundamente y le pedí la bendición, que de corazón nos dejó”, agregó el arzobispo y dijo que el excardenal Bergoglio pidió buscar la esperanza en la reconstrucción de nuestra sociedad.

Una vez más, el Papa Francisco demostró que sigue cerca de Argentina, a pesar de los kilómetros que lo separan y que se preocupa por los temas locales.

Fuente: DiarioVeloz