La Cámara de Diputados provincial dio media sanción ayer a los proyectos de ley, remitidos por el Poder Ejecutivo, sobre el Régimen Excepcional de Regularización Tributaria y la Ley Impositiva 2014. El avance de ambos pliegos fue consensuado por los tres bloques del cuerpo, y pasarán al ámbito de la cámara de Senadores para su tratamiento.
Inicialmente, los legisladores integrantes del bloque del Frente Cívico y Social habían resuelto internamente no apoyar la iniciativa de Ley Impositiva promovida por el gobierno, ya que encontraban diversas objeciones al esquema original, que aspira a reemplazar a la norma vigente desde 2001.
Los diputados opositores alegaban que el oficialismo buscaba aprobar un pliego que incrementaría la base a partir de la cual se establecen los tributos para los inmuebles y automotores, pero además las alícuotas, con lo que se produciría un doble aumento.
En contrapartida, argumentaban que tanto los inmuebles como los automotores tienen una cotización permanente dictada por el mercado, lo que permite incrementar las valuaciones fiscales, con lo que no habría necesidad de aumentar las alícuotas para actualizar el tributo.
Los diputados del frente radical entendían que el hecho de que el aumento en el registro de la matrícula catastral podría desincentivar el saneamiento de títulos, factor clave para el sector productivo.
Por otra parte, la incorporación de una alícuota a la producción de maíz, trigo, y porotos, etc., podría afectar negativamente a pequeños minifundistas, por lo que planteaban un piso de hectáreas para aplicar el nuevo régimen.
Pero, además, observaban cambios en el Código Tributario que, sostenían, podrían debilitar la relación fisco-contribuyentes. Por ejemplo, el hecho de que el mero cumplimiento de un plazo se considere dolo podría implicar la aplicación de una multa del 500%.
No obstante, tras un cuarto intermedio cedido por el presidente del cuerpo, Jorge Moreno, los miembros de los bloques del Frente Cívico (FCyS), Frente para la Victoria (FpV) y del Frente Tercera Posición (F3P), acordaron correcciones a los distintos puntos de divergencia y, al reanudarse la sesión, aprobaron el proyecto con modificaciones en las bases imponibles y en las alícuotas.

Moratoria

En el proyecto de Ley de Regularización Tributaria, en cambio, hubo coincidencias desde el inicio. Sí se acordaron cambios al pliego original, pero evidenciando compromiso y predisposición de todos los bloques.
Por ejemplo, se modificó la fecha inicial del 30 de junio del plazo para el ingreso en la moratoria de las deudas a cancelar, pasando a ser el 30 de septiembre. Pero también se cambió el plazo de 120 días por el de 150 para que los contribuyentes deudores decidan acogerse al beneficio, considerando la temporada de vacaciones en la que disminuye la actividad administrativa.
La moratoria alcanzará a los impuestos comprendidos en la órbita de la Dirección General de Rentas de la provincia (inmobiliarios, automotores, sellos e Ingresos Brutos), que podrán ser cancelados hasta en 48 cuotas con beneficios decrecientes en la quita de intereses acumulados.
La próxima semana, la Cámara debatirá el Presupuesto 2014, también remitido por el Poder Ejecutivo, que prevé un aumento del 18,5%. En principio, la oposición tiene inquietudes sobre si el proyecto contempla la actualización de los haberes que se han ido planteando, especialmente a partir de los reclamos policiales.