Bandera de Chile

La próxima líder chilena será elegida en segunda vuelta, presentándose la contienda entre la ex presidenta Michelle Bachelet y la conservadora Evelyn Matthei.

Las encuestas realizadas en el país favorecen a Bachelet, indicando que la ex presidenta del período 2006-2010 se impondrá a su rival del ala derecha chilena, aunque podrían equivocarse, tal como pasó con la misma Bachelet al asegurar su victoria el 17 de noviembre en primera instancia.

Dentro de las propuestas más polémicas que giran en torno a la elección se encuentra el reemplazo de la constitución política heredada de la dictadura de Augusto Pinochet, lo que ha despertado duras críticas de la derecha gobernante hacia Bachelet, quién también ha manifestado la idea de impulsar y garantizar la educación gratuita de calidad. También buscaría subir los impuestos a las empresas del 20% al 25%.

Por su parte, la candidata oficialista Evelyn Matthei, en principio, se opondría a la reforma tributaria propuesta por su oponente, lo que ha suscitado diferentes reacciones en las fuerzas políticas del país.

Dentro de las propuestas de Matthei se encuentra el aumento de 600 mil nuevos empleos, de los cuales 400 mil serán para mujeres.

De igual forma propone una suba del salario mínimo y una reforma al sistema de capacitación, que doblará los cupos anuales de estas capacitaciones laborales inspiradas en el modelo alemán.

La única encuesta del balotaje, realizada por Ipsos y la Universidad de Santiago, arrojó que Bachelet se impondrá con el 63 por ciento de los votos frente al 36 por ciento de Matthei. Sin embargo, la abstención es alta y puede afectar a las dos candidatas.

Así las cosas, y si la ex presidenta gana las elecciones este domingo, en 2014 al menos siete países de la región tendrán mandatarios que fueron reelegidos o buscan su reelección desde el poder.

De igual forma, y sin importar el resultado, Latinoamérica y el Caribe se encontrarían con cinco mujeres presidentas: Dilma Rousseff en Brasil, Cristina Fernández de Kirchner en la Argentina, Laura Chinchilla en Costa Rica, Portia Simpson-Miller en Jamaica y la ganadora chilena, lo que demuestra el avance en la región de la incursión de la mujer en los máximos cargos públicos de sus respectivos países.