Enzo Francescoli

Enzo Francescoli respaldó abiertamente a Rodolfo D’Onofrio durante las elecciones de 2009. En esta oportunidad, en cambio, el uruguayo estuvo alejado de la escena. No participó de la campaña, pero hubo alguna charla preliminar con el nuevo presidente. Por eso, la primera medida que tomará el dirigente es reunirse con el Príncipe , a quien le ofrecerá la secretaría técnica.

Y aunque ayer D’Onofrio aseguró que pretende que siga Ramón Díaz al frente del equipo, la pregunta que se hacían todos en el búnker ganador no tenía respuesta. ¿Se adaptará el Pelado al nuevo escenario, teniendo en cuenta que otro ídolo está por encima suyo?

D’Onofrio tiene una relación estrecha con Francescoli, incluso juegan juntos al golf.

Y siempre quiso que sea el mánager.

“No hay un acuerdo todavía, pero esperemos que se concrete en las próximas horas”, aseguró el presidente, quien hoy por la mañana tendrá un encuentro con el uruguayo. “Dependiendo de la disponibilidad que tenga, queremos que forme parte de este equipo”, añadió.

Francescoli, socio 99204-4, recién se mostró cercano a estos tiempos políticos ayer, a las 14.40, cuando se presentó a votar en la mesa 13. Pero no es el único emblema que D’Onofrio quiere de vuelta en el club. Leonel Gancedo tendrá un lugar preponderante. También, Norberto Alonso y Ubaldo Matildo Fillol. Y podrían sumarse Hernán Díaz y Hernán Crespo. El Burrito Ortega aceptó sentarse a charlar con el presidente. Pero la cabeza del proyecto sería Enzo.

Ante este panorama, Ramón se vería con la manzana rodeada porque no tiene feeling con Enzo, a quien dirigió en su época más gloriosa como entrenador.

D’Onofrio, además, mantuvo su discurso, el mismo que manifestó durante la campaña: “Siempre dije que era el técnico para River, pero nos vamos a reunir con él para hablar de un proyecto integral que tenemos analizado y va desde la Primera hasta las inferiores”. Y subió la apuesta el flamante hombre fuerte de Núñez: “Ramón es un técnico de personalidad fuerte, pero nosotros también la tenemos. Siempre dije que era una barbaridad el contrato que le había propuesto la anterior Comisión Directiva. Y tiene que entender que estos dirigentes no tenemos nada que ver con los anteriores ”.

Lejos de conmoverse por la aureola ganadora del Pelado , consciente de que el equipo fue una decepción durante los últimos seis meses, D’Onofrio aseguró que “antes de hablar de refuerzos, queremos sentarnos con el técnico. Nosotros tenemos nuestra idea”.

En el entorno del nuevo presidente aseguran que no llegarán “refuerzos falopa ”.

Fernando Cavenaghi está con un pie adentro.

Con Andrés D’Alessandro es imposible y hay alguna chance de que regrese Buonanotte. Pero todo dependerá del cónclave que mantendrán hoy D’Onofrio y Ramón.

Cara a cara.

Por primera vez. Nada garantiza que no sea la última.