Keila Luján Reinoso1

La noticia de la niña Reinoso de Fiambalá-Tinogasta tomó repercusión en los medios nacionales digitales, tal como en TN, Tiempo Argentino e Infobae.

Así publica el diario digital Tiempo Argentino:

19.12.2013 | la víctima fue hallada en una alcantarilla a 25 kilómetros de su casa

Violan y estrangulan a una chica de 13 años en Catamarca

Keila Luján Reinoso era buscada desde el sábado. Su madre la mandó a hacer unas compras y alguien la atacó en Fiambalá.

Por:

Tiempo Argentino

La búsqueda de una adolescente de 13 años, Keila Luján Reinoso, desaparecida desde el sábado en la ciudad catamarqueña de Fiambalá terminó de la peor manera luego de que el cuerpo de la menor fuera encontrado el martes en una alcantarilla al costado de la Ruta Nacional 60.
La autopsia realizada por una comisión de peritos forenses enviada desde la capital provincial determinó que fue violada y que murió por estrangulamiento.
Keila faltaba de su casa del barrio Entre Ríos de Fiambalá desde el sábado 14 a la mañana. Allí vivía con sus padres y sus dos hermanitos, cuando su madre, Marilyn Reinoso, la mandó a hacer unas compras y la adolescente nunca volvió.
Preocupada por la demora, la mujer fue a buscarla al comercio al que iba a hacer los mandados pero allí le dijeron que la chica nunca había llegado. Ante esa situación, pensó que su hija podría haberse fugado por una discusión que habían tenido la noche anterior, por lo que se dirigió a la comisaría local a denunciar la desaparición.
Los efectivos de la policía catamarqueña se avocaron rápidamente a la búsqueda de la menor. Los investigadores se entrevistaron con los vecinos del barrio Entre Ríos en busca de algún indicio sobre el paradero de la adolescente, pero ninguno de ellos pudo aportar datos, lo que hizo a todos sospechar lo peor.
Tras tres días de búsqueda infructuosa, el martes a las 15:30 se produjo el siniestro descubrimiento.
Un grupo de trabajadores de una empresa que estaban haciendo tareas de mantenimiento sobre la Ruta Nacional 60 advirtió que una alcantarilla ubicada a la vera del camino, a la altura del kilómetro 1388, cerca del paraje Guanchín que conduce al Paso Internacional de San Francisco, estaba tirado el cuerpo de una joven.
Fuentes de la investigación revelaron a los medios locales que la chica estaba tirada boca abajo y con el pantalón bajo, lo que dio cuenta a los agentes que se trataba de una muerte violenta. Desde el principio se descartó que se tratara de un suicidio por las circunstancias en que se encontró el cuerpo y por la lejanía del lugar donde se lo encontró, a unos 25 kilómetros de Fiambalá.
Peritos de la Policía Científica trabajaron en el lugar en busca de indicios que ayudaran a esclarecer el crimen. El cuerpo fue retirado ayer en un ataúd. La investigación quedó a cargo de la fiscal Silvia Álvarez, de la Quinta Circunscripción Judicial de Tinogasta, y por el momento no hay detenidos.  « 

 

Facebook

Mediante la red social Facebook los familiares y amigos de Keila Reinoso movilizaron la búsqueda de la adolescente desaparecida. Ante el descubrimiento del crimen, muchos vecinos y amigos expresaron sus condolencias y reclamaron justicia.

El diario digital de Infobae destaca así la noticia:

POLICIALESmiércoles 18 de diciembre 2013

Encontraron muerta a joven que estaba desaparecida desde el sábado en Catamarca

La adolescente de 13 años, que era intensamente buscada en esa provincia, fue violada y murió por estrangulamiento. Según determinó la autopsia la mataron el mismo día en que desapareció. Su cuerpo fue encontrado por trabajadores de la zona

Una adolescente que era buscada desde el sábado en Catamarca fue hallada muerta y con signos de haber sido abusada sexualmente y estrangulada, informaron hoy fuentes policiales.

La estudiante de 13 años, identificada como Keyla Reinoso, había desaparecido hacía cuatro días en la localida de Fiambalá y fue encontrada muerta ayer.
Las fuentes dijeron que la autopsia de peritos forenses determinó que fue violada y estrangulada el mismo día en que desapareció.
Empleados de una empresa que trabajaban con topadoras y una motoniveladora en los campos de la ruta 60, a unos 27 kilómetros de la localidad de Fiambalá, encontraron el cadáver.
La fiscal Silvia Alvarez abrió la investigación en la que trabaja junto a la División Homicidios de la Policía provincial.
Las fuentes señalaron que el cuerpo fue encontrado en estado de descomposición.
Los forenses confirmaron con una autopsia que Reinoso falleció el mismo sábado y que fue abusada sexualmente antes de su muerte, que se produjo por estrangulamiento.
Los investigadores buscaban en ese marco a un hombre mayor que se mudó al barrio donde vivía la adolescente hace unas semanas, procedente de La Rioja.
Las fuentes dijeron que intentan determinar si había  trasladado a la menor de edad en una camioneta que fue vista en el descampado donde apareció el cuerpo.
TN publica asi la noticia:

FIAMBALÁ CONMOCIONADA POR EL TRISTE FINAL DE KEILA LUJÁN REINOSO

FIAMBALÁ, CATAMARCA, CONMOCIONADA POR EL TRISTE FINAL DE KEILA LUJÁN REINOSO

 

Romy Quiroga
Usuario de TN y la Gente

 

La buscaban desde el pasado sábado.

El peor de los finales para Keila.

La desesperada búsqueda de la menor Keyla Luján Reinoso (13), quien faltaba de su hogar en barrio Entre Ríos de esta ciudad de Fiambalá desde el pasado sábado, culminó de la peor manera cuando ayer en horas de la siesta se encontró su cuerpo sin vida tirado en una alcantarilla a la vera de la Ruta Nacional Nº 60, en el kilómetros 1388, a unos 2 Km del paraje Guanchín que conduce al Paso Internacional de San Francisco. Aún se desconoce si se trató de un homicidio, aunque por las características y el lugar del hallazgo, hay serias sospechas de una muerte violenta en la que prácticamente se descartaría un suicidio.
El episodio ocurrió a las 15.30, horario en que trabajadores de la empresa privada Hormicat, que se dedican al mantenimiento de la ruta, se disponía a realizar sus labores en barricadas y alcantarillas. Allí divisaron el cadáver de una persona de corta edad. Los empleados de inmediato dieron aviso por vida telefónica al personal de Defensa Civil Municipal, quienes a su vez pusieron en conocimiento a la policía y la fiscal de la Quinta Circunscripción Judicial de Tinogasta, Silvia Álvarez.
Momentos más tarde, el comisario Javier Navarro señaló que el área fue perimetrada de inmediato y se colocó personal policial a los fines de preservar el escenario hasta el arribo de la comitiva de peritos criminalísticos ordenados por la fiscal, los cuales partieron desde la capital provincial.
«Se convocó a personal de homicidios, personal médico forense y peritos de criminalística. Se tomó la medida de preservar el lugar, tal como lo dispone el correspondiente protocolo de la Secretaría de Seguridad. Hasta el momento, desconocemos si se trata de un homicidio, a la distancia no podemos descartar nada», fueron las palabras del uniformado a radio San Francisco de Fiambalá.
Lo primero que deberán intentar determinar los especialistas forenses será la fecha aproximada en la que la joven perdió la vida.

Lugar donde fue encontrado el cuerpo sin vida.

Muerte violenta

Si bien los voceros oficiales evitaron sacar conclusiones hasta poder reunirse con los peritos en el lugar donde se encontraba el cuerpo, se pudo conocer que la pequeña se encontraba boca abajo y semidesnuda, con el pantalón bajado. Además, existirían indicios de golpes. Todos estos elementos dan a pensar que se trató de un hecho de violencia.
La noticia fue recibida con profundo dolor por parte de sus familiares, quienes señalaron que no descansaban desde el sábado, ocasión en que la joven Keyla salió de compras y no regreso. Existirían algunas sospechas sobre un vecino que posee una camioneta, que ya fue sorprendido en oportunidades anteriores en que acercó a la niña hasta la escuela en su vehículo. De todas maneras no hay arrestados hasta el momento.

Búsqueda desesperada

Keyla había sido mandada por su mamá a realizar las compras durante la mañana del sábado. La menor salió de su humilde domicilio ubicado en el barrio Entre Ríos, donde vivía junto a sus padres y sus dos hermanitos menores.
Al mediodía, dos horas después de su partida, la jovencita no regresaba y encendió la alarma en su mamá, Marilyn Reinoso, quien enfrentó la desesperación al ir a buscarla al negocio al que la envió y desde allí le informaron que su hija nunca había llegado por el lugar.
Su madre indicó que se encontraba muy preocupada, ya que la noche anterior habían tenido una discusión. Los vecinos del barrio, entrevistados luego por la policía, no pudieron aportar ningún dato valioso que ayude a dar con el paradero de Keyla. De acuerdo a lo que expresaban sus familiares, la menor no tenía ningún antecedente de fuga de su hogar. «No entiendo cómo nadie vio nada, no puede ser», dijo su madre.
Luego de un intenso trabajo del personal de criminalística de la provincia, realizaron el peritaje correspondiente en toda la zona, para luego realizar la autopsia en el lugar. Todo este trabajo ordenado por Fiscalía de la 5° Circunscripción de Tinogasta culminó después de las 03:30 de la madrugada de este miércoles. Luego con la colaboración del personal policial, Defensa Civil, Bomberos Voluntarios e Inspección Municipal, trasladaron el cuerpo hasta la ciudad de Fiambalá para ser entregado a sus familiares pasada la hora 05:30.
La congoja de familiares, vecinos, amigos y conocidos, al recibir los restos mortales de Keila, fueron uno de los momentos de mayor desolación que se vivió en una jornada de luto en Fiambalá.
Según información de último momento, personal que realizaba la búsqueda junto a familiares, habrían recorrido el lugar del hallazgo de la joven el pasado domingo por la madrugada sin encontrar ningún tipo de novedad. Por ese motivo se especula que podrían haberla abandonado en ese lugar horas posteriores a las mencionadas.

Debemos destacar el gran trabajo realizado por Policía, Defensa Civil, Bomberos Voluntarios, Inspección Municipal, grupos de vecinos y familiares que desinteresadamente trabajaron sin descanso en la búsqueda de Keila, esperanzados en encontrarla con vida. Desafortunadamente el destino fue distinto que dejó a la población de Fiambalá conmocionada por este caso sin precedente.