Educación

La aprobación de la Ley Provincial de Educación persigue el objetivo de implementar modificaciones integrales en el sistema. La obligatoriedad de los niveles hasta las adecuaciones necesarias para cada contexto donde se desarrolle la tarea educacional son algunas de las más destacadas.
La puesta en marcha de la ley, los cambios de raíz, las transformaciones en el accionar y la integración de actores que forman parte importante del sistema y hasta ahora sólo se encontraban tácitamente tenidos en cuenta, lo que generaba que su rol no estaba regulado por la normativa, son los puntos que se encuentran comprendidos por la nueva reglamentación provincial.
Los trabajadores no docentes y la familia forman parte de las incorporaciones más relevantes en el proceso de adecuación de la acción educativa, ya que anteriormente no eran contemplados como actores activos.
Más allá del sinnúmero de modificaciones del proyecto original que han sido consideradas trascendentales en el proceso de elaboración de la ley, que a partir del próximo tiempo regirá la actividad y la tarea, tanto de los educando, como de los educadores, los legisladores que formaron parte del armado aseguran que recibieron sugerencias y pedidos de distintos sectores del ámbito de competencia, incluyendo en el articulado final las presentaciones que fueron analizadas y apreciadas como representativas para formar parte integral del régimen ahora aprobado.

Modificaciones relevantes

La flamante ley contiene aspectos que representan un cambio esencial en la educación; entre ellos, la extensión de la obligatoriedad escolar desde los 5 años hasta la finalización del nivel secundario; la conformación de una estructura que desde ahora contará con cuatro niveles, que serán Inicial, Primario, Secundario y Superior.
En cuanto a las edades y tiempos de cursado, la ley establece que la Educación Inicial comprende a los niños desde los 45 días hasta los 5 años, siendo obligatorio el último año; mientras que el nivel Primaria inicia a partir de los 6 años de edad y constituye una unidad pedagógica y organizativa de 6 años de duración.
La Secundaria tendrá 6 años de duración. Este nivel se divide en dos ciclos: Básico y Orientado. En el régimen aprobado se menciona que sólo la Educación Técnico Profesional deberá tener 7 años de duración.
En cuanto a las modalidades, la recientemente aprobada ley establece las siguientes: Educación Técnico Profesional, Artística, Especial, Educación Permanente de Jóvenes y Adultos, Educación Rural, Educación Intercultural Bilingüe, Educación en Contextos de Privación de Libertad, y Educación Domiciliaria y Hospitalaria.
En el articulado de la ley se establece que “la Educación Secundaria en todas sus modalidades y orientaciones tiene la finalidad de habilitar a los adolescentes y jóvenes para el ejercicio pleno de la ciudadanía, para el trabajo y para la continuación de estudios”. Al mismo tiempo, contempla el cumplimiento de las exigencias del Consejo Federal de Educación.

Escuelas rurales

Entre las modificaciones realizadas mediante la ley a los distintos espacios educativos, la nueva normativa viene de alguna manera a realizar importantes cambios en la educación rural en particular. Según la explicación del ministro Ariza, “hoy en día depende de la educación primaria y de ahora en más dependerá específicamente de la dirección de Educación Rural. También tendremos que trabajar en la adecuación de los contenidos, de los tiempos y del medio donde se desarrolla. Hasta hoy, trasladábamos las condiciones urbanas; lo que se busca es que los conocimientos y los procedimientos sean acordes a los educandos”.

Inclusión de actores

Entre algunas de las incorporaciones de la normativa provincial se instaura como actores participantes de la acción educativa a los trabajadores no docentes. Anteriormente, su actividad no estaba regulada. La ley Nº 5381 establece las misiones, funciones y obligaciones de los trabajadores; a partir de ahora, se los reconoce como parte del sistema.
Asimismo, la normativa que se reglamentará próximamente incluye a las familias como parte sustancial de la educación, a la vez que establece los roles y obligaciones que posee dentro de la actividad educativa. El desempeño y el compromiso de los tutores será fundamental en la transformación del sistema educativo que se aproxima.