Camila Speziale

«Iremos a Ezeiza felices y ansiosos a recibir a los chicos que vienen en el vuelo de Air France programado para las 9.05 de mañana», dijo a Télam Néstor Speziale, el padre de Camila.

Para el padre de la joven argentina integrante de Greenpeace, «este momento me encuentra alegre, ansioso y también con un poco de cansancio. Cuando se termina el tiempo de la lucha en medio de la incertidumbre uno empieza a sentir cansancio», añadió Speziale.

El hombre informó que «seguramente iré con algunos de los cinco hermanitos» de la joven a Ezeiza a esperar a su hija.

En tanto, Luz Pérez Orsi, coincidió en el mismo sentimiento de felicidad y ansiedad por la llegada de su hermano, Hernán, Margarita (la esposa) y Julia (la hija).

«Ellos salieron esta mañana a las 7 horas (Argentina) de San Petersburgo, al mediodía hicieron escala en París», informó.

Luz dijo hoy que «cuando hicieron escala en París, pude hablar con él por teléfono unos minutos y me dijo que estaba muy emocionado y ansioso por llegar a la Argentina».

«Hernán dijo que quiere agradecerle a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner todas las acciones que realizaron senadores, funcionarios, embajadores y cancilleres para que ellos hoy puedan estar de regreso en su país libres de culpa y cargo», sostuvo Luz.

Un total de 14 tripulantes del buque «Arctic Sunrise» ya recibieron su visado de salida, tras su detención a mediados de septiembre.

Los activistas de Greenpeace, entre los que se encuentran los dos argentinos, fueron beneficiados por la amnistía general declarada por el Parlamento ruso con ocasión del 20 aniversario de la Constitución de ese país.

El estadounidense de origen ruso Dmitri Litvínov fue el primer tripulante del rompehielos en abandonar territorio ruso tras el cierre de la causa que tanto a él como a otros 29 activistas, los mantuvo en prisión durante dos meses.