Jorge Capitanich

El jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, anunció este domingo que el Gobierno nacional decretó el asueto administrativo a partir del mediodía de mañana, al hablar desde su despacho de la Casa Rosada.

Luego de pasar revista a las medidas adoptadas ante la emergencia climática, Capitanich afirmó: «Por expresa instrucción de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) estamos trabajando desde este comando unificado no desde ahora, sino desde que efectivamente esta ola de calor empezó a considerarse cada vez más extrema y grave».

El jefe de Gabinete remarcó que esta situación le permite al Gobierno nacional tomar «algunas decisiones adicionales», y en ese marco anunció: «Hemos resuelto decretar el asueto administrativo a partir de las 12 del 30 de diciembre, con el objeto de generar los mecanismos que permitan atender la emergencia sanitaria».

De esta manera, el asueto anunciado se suma a los informados antes de las fiestas, por lo que hoy desde el mediodia a partir de las 12 no funcionarán las oficinas públicas nacionales, y el martes, miércoles y jueves durante todo el día, en tanto que únicamente no habrá bancos el martes y miércoles.

«Para el abastecimiento de agua se dispuso con la empresa AySA el suministro correspondiente de provisión de agua potable, lo mismo que el Ejército Argentino, de modo que con las unidades de bomberos se puedan atender situaciones muy especiales que se vinculen a la falta de agua o traslado de gente, o asistir a personas enfermas y ancianos que lo requieran», dijo Capitanich.

El jefe de Gabinete explicó que se realiza un monitoreo permanente por vía aérea, que el sábado se identificaron cada uno de los 23 lugares con problemas, «que afectaban cuadras, también edificios, para lo cual tenemos en vigencia un sistema de emergencia a fin de atender, primero a los abuelos que se sienten afectados, a partir del Pami Escucha», remarcó.

El Gobierno nacional además tiene 11 puestos sanitarios bajo la coordinación de los ministerios de Desarrollo Social y de Salud, que moviliza médicos, enfermeros, personal especializado de atención de emergencias, trabajadores sociales.

«Nosotros tenemos grupos de trabajo en el marco de esta emergencia climática a partir del cual de disponen desde el comando unificado de las fuerzas de seguridad en el cuartel central de la Policía Federal Argentina, con la disponibilidad de 500 patrulleros, 17.000 agentes, 3.200 cámaras, 2.000 de las cuales están en coordinación con la policía metropolitana», detalló el funcionario.