Michael Schumacher

El equipo médico del Hospital Grenoble explicó que si bien la situación de Michael Schumacher presenta una leve mejoría respecto a ayer sigue en estado crítico y manifestaron: «No se puede decir que se encuentre fuera de peligro pero hemos ganado tiempo en la evolución».

«Dada la mejoría pasajera que presentó el paciente, se realizó una segunda operación anoche que se extendió durante dos horas para reducir el hematoma y la presión intracraneal», adelantaron los facultativos en una conferencia de prensa.

Los médicos explicaron que el daño cerebral es grave, con hematomas por todos lados que están siendo monitoreados. «Había uno muy grande en lado izquierdo, que pudo ser reducido y se alivianó la presión intracraneal», agregaron.

«No se puede decir que esté fuera de peligro pero ganamos tiempo en la evolución»

El equipo del hospital sostuvo que Schumacher presenta síntomas estables, sin empeoramiento desde la situación inicial. Hay, sin embargo, otras lesiones en el cerebro y las próximas horas son cruciales. «No podemos decir que esté fuera de peligro, pero confiamos en su evolución«, indicaron.

Los médicos dijeron que la condición del piloto alemán continúa siendo crítica y sigue en coma inducido, aunque durante la noche se ha estabilizado.  «Estamos sorprendidos por la mejoría y por la reducción del hematoma», agregaron.

«De momento un traslado sería peligroso por el estado en el que está el paciente, es una decisión que se debe tomar en el futuro», sostuvieron los colegiados que atiende a Schumacher en Francia.

El heptacampeón de Fórmula 1 sufrió un accidente el domingo mientras esquiaba en Méribel. El ex piloto cayó y golpeó contra una roca, que provocó que el caso se partiera en dos generando lesiones en el cerebro.

En hospital, Schumacher se encuentra acompañado por su mujer y sus dos hijos, uno de ellos estaba junto a él en el momento de la caída.