viaje

Llegó uno de los momentos más esperados del año, el veraneo. Momento de relajo para quienes buscan descansar, de salidas para los que prefieren la vida nocturna o de paseo para los más inquietos. Pero todas las opciones requieren de ropa y accesorios adecuados a cada ocasión.

Llevar abrigo si hace frío, sombrero para el sol y los juguetes de los chicos. Zapatos para alguna salida nocturna y zapatillas por si el plan es salir a hacer ejercicio. También algún vestido o pantalón si refresca a la noche, sumado a eso los maquillajes y artículos de belleza… En fin, la lista es eterna y más aún si el traslado es de una familia entera.

¿El resultado? Exceso de equipaje, un sinfín de prendas y artículos que son trasladados innecesariamente y que ocupan espacio en el auto o peor aún, un recargo en la tarifa si se trata de un viaje en avión.

El desafío es saber armar una valija sin llevar nada demás. Por eso, la asesora de imagen y creadora del sitio Styletto, Laura Malpeli de Jordaan enumeró algunos tips a tener en cuenta para quienes aún se están alistando para el veraneo.

–       Datos concretos. El destino y el clima son determinantes del tipo de prendas que debemos llevar. La cantidad de días también importa, pero más aún es considerar las actividades que tenemos previsto realizar ya que quizás debamos adaptar algún outfit o usar más de un atuendo en un día. Este paso también nos permite descartar lo que no hace falta que llevemos.

–       Antes de empezar a armar la valija, lo ideal es poner todo lo que queremos llevar en base al viaje arriba de la cama y ver las posibilidades de combinación de las prendas. Esto es imprescindible para evitar empacar sin planificar y permitirá detectar qué prendas faltan y sobran. Este paso también permite ver si te olvidaste de alguna prenda o si es mejor reemplazar alguna de tus elecciones por otra que sea más versátil y funcional.

–      Elegir prendas que combinen, armar conjuntos ya planeados que se puedan durante el viaje. En general, se sugieren dos a tres prendas superiores por cada prenda inferior.

–       Las prendas básicas son más fáciles de combinar. Para darles versatilidad y ponerle onda a los outfits, se sugiere complementarlas con accesorios (pañuelos, chalinas, collares, aros, anillos, cinturones, entre otros), que suelen ocupar menos lugar que las prendas, por lo que podemos llevar más accesorios y, con las mismas prendas, crear distintos conjuntos.