Salar de Uyuni

El ganador de la especial de la 6ª etapa, Stéphane Peterhansel, fue el encargado de abrir la pista esta mañana de domingo.

El francés se lanzó al asalto de la etapa a las 10 hora local, seguido de Nasser Al-Attiyah, Orlando Terranova y Giniel de Villiers.

Coches y camiones salieron desde las inmediaciones de Las Cuevas para recorrer una especial de 533 km.

Los helicópteros que velan por la seguridad tienen las condiciones climáticas necesarias para poder volar.

Una espesa neblina que cubrió durante algunas horas el cielo de Salta retrasó la salida de la séptima etapa del Dakar para motos, cuadris, autos y camiones.

Las nubes demasiado bajas impidían que puedan volar los helicópteros de asistencia y hasta que esto no sea posible, se mantendrá la suspensión.

Después de muchas dudas por las condiciones climáticas adversas, finalmente la organización del Dakar confirmó anoche a última hora la realización de la etapa de hoy.

La carrera está dominada por Marc Coma en motos, Nani Roma en coches, Sergio Lafuente en cuadris y Gerard de Rooy en camiones.

Autos y camiones saldrán por avenida Banchik, ruta nacional 51 hasta el paraje Las Cuevas para retornar luego a Salta.

Mañana la competencia sale en enlace desde el Centro de Convenciones de Limache (Salta), tomando la ruta nacional 51 hacia el Paso de Sico, para ingresar a Chile y continuar con la competencia en Antofagasta.

La organización confirmó la largada hasta el primer puesto de control. Se trata de 106 kilómetros para autos y camiones. A partir de allí evaluarán cómo sigue la carrera.

Los autos salen a las 9.20 y tienen 114 kilómetros de enlace y 533 kilómetros de especial.

En esta categoría quedan 82 participantes, Peterhansel larga primero.

En tanto que los camiones salen a las 11:45 y tienen 114 kilómetros de enlace y 525 kilómetros de especial.

Quedan 54 participantes.

Tras las torrenciales lluvias, se hizo un relevo con los intendentes de las localidades que toca la competencia, que son: La Rinconada, Salinas Grandes y Aguiar para conocer el estado de esas zonas.

En todos los casos, no habría inconveniente con los ríos de la zona, a pesar de la lluvia.

Al ser ríos de montañas las crecidas por las lluvias suelen ser muy abundantes.

David Ely, desde la organización del Dakar, dijo a Cadena 3 que el clima fue «un factor determinante en esta competencia».

También señaló que para determinar la situación en los ríos «hablamos con los vaqueanos que son los que más conocen la zona».

Cabe señalar que motos y cuadris hacen la etapa Salta-hasta el Salar de Uyuni (Bolivia).

Los pilotos ya fueron advertidos de llevar mucha ropa de abrigo porque se prevén bajas temperaturas.

Luego todos convergen en Calama, Chile.

En la etapa de Salta se presentaron cuatro problemas claves: lluvias, ríos crecidos, nubes bajas y posibles derrumbes.

Si los helicópteros que van siguiendo la carrera no podían volar por la nubosidad, la etapa se cancelaba.

Porque tampoco podrían hacerlo los aviones que llevan las antenas que usan los helicópteros para poder comunicarse.

Cabe recordar que tres días antes de cada etapa, sale una avanzada a verificar los libros de ruta que se preparan entre agosto y setiembre del año anterior a la realización del Dakar.

Ayer los corredores recibieron el libro de ruta con siete hojas de correcciones por las lluvias en la zona.

Esta situación implicó que los participantes pasaron largas horas estudiando esas modificaciones para poder encarar la carrera de la mejor manera posible.

El roll book de los autos suman 10 kilómetros y harán el mismo camino que los camiones.