Ramón Díaz

«No hay nada en juego con respecto a lo que son los entrenadores», aseguró Ramón Díaz respecto de las consecuencias que podrían tener resultados adversos para él o para Carlos Bianchi en los Superclásicos de verano.

El entrenador de River se mostró abierto a las preguntas pero contenido en las respuestas. Aseguró estar contento con el plantel al que calificó como «bárbaro» en cuanto a calidad, pese a que sólo incorporó a Fernando Cavenaghi, y aceptó haber entendido que tenía que mostrar un perfil  «más tranquilo» que el del año pasado.

«Me parece que es un momento diferente donde han cambiado muchas cosas, desde arriba hasta abajo en el club, es un perfil más tranquilo pero este tipo de partidos me gustan para mostrar lo que hemos hecho, cómo están los jugadores. A la gente le digo que esté tranquila que estamos trabajando a full para que el equipo funcione», dijo.

La calma del riojano se mantuvo en todo momento, si hasta se animó a confirmar los 11 para el primer Superclásico del verano del próximo sábado con Barovero; Mercado, Maidana, Funes Mori o Balanta, Vangioni; Carbonero, Ledesma, Ponzio; Lanzini; Teo y Cavenaghi, hasta que le preguntaron por la salida del delantero uruguayo Rodrigo Mora cuando, algo alterado en su tranquilidad, sentenció: «Había mucha competencia, le salió la oportunidad de ir a Chile y es un tema terminado».