Desde sus vuelta a las canchas tras la lesión que lo marginó de la competencia durante el tramo final del 2013, Lionel Messi no ha podido marcar goles en la Liga. Aunque sí ha podido gritar por Copa del Rey, el argentino siente la ansiedad por volver a marcar en el certamen que tiene al Barcelona como líder junto al Atlético de Madrid.

Aunque tuvo dos chances claras en el encuentro de esta tarde ante el Levante, el delantero argentino continúa sufriendo la sequía goleadora den la Liga.

 

Respecto al encuentro, que finalizó 1-1, Messi planteó: «Nos faltó un poco de suerte. Hicimos todo lo posible para ganar, pero no pudimos».

Ambos equipos volverán a verse las caras el próximo miércoles en el duelo de ida y una semana después disputarán la vuelta.