Juan Acuña

El ex ministro de Obras y Servicios Públicos, Juan Acuña, se presentó el martes pasado ante la Unidad Fiscal de Delitos Especiales contra la Administración Pública en el marco de la investigación por las supuestas irregularidades en la compra e instalación de los aerogeneradores en el cerro Ancasti. En el interrogatorio, Acuña defendió la obra y aseguró que entraron en funcionamiento, pero después hubo un problema con la línea eléctrica que alimenta a la zona.

Fuentes judiciales revelaron que el ex ministro brindó una extensa declaración y presentó pruebas fílmicas y fotográficas para demostrar que los generadores eólicos se compraron, se instalaron y entraron en funcionamiento. Acuña relató que los generadores funcionaron durante 15 días, aproximadamente, y luego salieron de funcionamiento por inconvenientes con una línea eléctrica que alimenta la zona. Según comentó, los inconvenientes con la alimentación eléctrica provocaron que se quemara la batería de uno de los generadores eólicos. Es por eso que las filmaciones aportadas muestran el funcionamiento de tres generadores. En ese momento, y ante las fallas en la provisión de energía eléctrica no pudieron seguir en funcionamiento.

Por otra parte, el ex funcionario defendió la compra de los aparatos usados. Argumentó que el traslado desde España, la instalación y la puesta en funcionamiento le costó a la Provincia unos $ 2.100.000. Y agregó que si el Estado los adquiría como nuevos tendrían un costo de $16 millones.

Además, declaró que para realizar la compra tuvo dos dictámenes jurídicos que habilitaban la adquisición de bienes de segunda mano. Uno de los dictámenes era de un abogado del Ministerio de Obras Públicas y otro era de un asesoramiento externo.

El ex funcionario defendió también la necesidad de la obra al señalar que en aquel momento la Nación no asistía a la Provincia con financiamiento importante para obras eléctricas y se buscó la posibilidad a través de las energías alternativas.

También dijo que si se solucionan los problemas energéticos, los aerogeneradores podrían funcionar con total normalidad. Y no dudó en señalar que toda la denuncia de Fiscalía de Estado tuvo un trasfondo político.
Acuña fue acompañado por el abogado Luis Segura. Según trascendió, el letrado habría realizado algunas observaciones a la denuncia que realizó Fiscalía de Estado por inconsistencias en la argumentación jurídica y contradicciones.


Abstención 

Por otra parte, el ex subsecretario de Servicios Públicos, Rafael Assante, el presidente de la empresa CM Sudamericana, Esteban Palacios, y el ex director de Infraestructura Energética, Rodolfo Tomassi, se abstuvieron de prestar declaración indagatoria. Todos habían sido imputados por el delito de defraudación calificada contra el Estado.

La causa fue iniciada por Fiscalía de Estado tiempo después que el Gobierno de Lucía Corpacci asumiera la gestión. Con fecha 20 de octubre de 2012 se denunció penalmente a Acuña, Assante y a los representantes legales de la firma CM Sudamericana SA (encargada de la obra), por la supuesta comisión de los delitos de «malversación de caudales públicos, peculado, fraude en perjuicio de la Administración Pública, asociación ilícita, incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento y omisión de denuncia”, todos en concurso real.

El Ancasti

Artículo anteriorArgentina participará del torneo Super Rugby desde 2016
Artículo siguienteAnalizan la producción de minerales industriales