Copacabana Tinogasta

Un hombre de 60 años falleció luego de ser atacado con piedras por un adolescente de 17 años. El menor se encontraba agrediendo verbalmente a su tía y a su abuela, y generó la intervención de la víctima, vecino de las mujeres, que le solicitaron auxilio ante las amenazas del victimario.
El hecho ocurrió en el barrio La Candelaria, en la localidad tinogasteña de Copacabana, cuando un adolescente de 17 años arribó, aparentemente ebrio o bajo el efecto de algún tipo de sustancia, a exigirles dinero a unos familiares.
De acuerdo con la información suministrada por la corresponsalía de El Ancasti en Tinogasta, el menor sería hijo de un conocido comerciante local, propietario de verdulerías y distribuidoras.
El joven se encontraba junto a otros dos chicos y arribó la casa de su abuela y su tía, quienes se negaron a darle el dinero que solicitaba.
Ante esa respuesta, el joven, que se encontraba muy alterado, comenzó a insultar a sus parientas y amenazaba con golpearlas.
En este contexto, las mujeres salieron corriendo del domicilio, al mismo tiempo que comenzaron a gritar pidiendo auxilio ante la posibilidad de ser golpeadas.
En ese momento, para responder al pedido de ayuda de las mujeres, se presentó en el domicilio, ya que vive a 50 metros de la vivienda, un vecino llamado Ramón Rosa Bordón (60), que era policía retirado.
Entonces, se inició una discusión entre Bordón y el menor, y éste comenzó a agredirlo arrojándole dos piedras, una de las cuales impactó en su rostro.
La pelea se inició en el interior de la vivienda y finalizó en el patio del domicilio.
Los amigos del adolescente terminaron llevando al agresor, mientras Bordón era asistido por la tía y la abuela de aquél.
En ese momento, Bordón se sentó en una silla y en presencia de las mujeres se desvaneció.
De inmediato, las mujeres llamaron a la policía, que convocó al personal médico del hospital, que confirmó la muerte de Bordón.
El caso fue informado a la fiscal de Tinogasta, Silvia Álvarez, quien ordenó la demora del adolescente y la autopsia al cuerpo de Bordón, para determinar si su deceso fue a causa de la pedrada o de un infarto que podría haber sufrido producto de la crisis de nervios vivida.

 

Fuente: ElAncasti

Artículo anteriorDi Stéfano continúa «estable dentro de la gravedad»
Artículo siguienteEVANGELIO DE HOY: TU FE TE HA SALVADO Lunes XIV del tiempo ordinario