AICAT SE - Pte Natella (2)

El panorama productivo catamarqueño comenzó a dejar atrás una extensa etapa de estancamiento y frustraciones, para levantarse paulatinamente con un sólido respaldo estatal, que a través de diferentes políticas de protección, promoción e impulso de los distintos rubros, permite vislumbrar hoy un horizonte más que promisorio.

Sólo a modo de ejemplo pueden mencionarse algunas de las medidas de más fuerte impacto, cuyos resultados son palpables y concretos:

* En el aspecto industrial, con el subsidio al flete, el subsidio a la Energía y el Programa de Competitividad del Empleo, el Estado está invirtiendo 18 millones de pesos con los cuales contribuye decisivamente para sostener miles de puestos de trabajo en el área industrial, además de haber concretado enormes mejoras en el Parque El Pantanillo, donde incluso habrá próximamente una dependencia de Aduana.

* El “Plan Ganadero” o “Plan Toro”, dio el puntapié inicial para mejorar genéticamente la producción local, a partir de la compra de 255 toros de primera calidad que fueron cedidos a los ganaderos locales. Más de 1.200 productores se beneficiarán a medida que con las crías renueven la entrega.

* El Gobierno estableció por cada kilogramo de membrillo un precio de $1, que duplica lo que se cobró en la cosecha 2012. Con este membrillo se fabrica pulpa, logrando así que desde la provincia salgan productos industrializados.

* Con el “Plan Operativo Mosto”, se beneficiaron 219 productores tinogasteños, a quienes se les compraron 2.836.840 kilos de uva por un monto de 3.961.489,92 de pesos a razón de 1,40 pesos por kilogramo.

En varias de estas tareas, que reflejan resultados a todas luces positivos, jugó un papel fundamental la flamante empresa Agroindustria Catamarca Sociedad del Estado (AICAT SE), una herramienta esencial para la aplicación de políticas que benefician a los productores catamarqueños.

Esta empresa se creó por decisión de la Gobernadora Lucía Corpaccí, y al frente de la firma estatal está el doctor Alberto Natella como Presidente, junto con Carlos Hernán Vera y Nicolás Alini como directores.

Sobre el funcionamiento de la empresa, Natella explicó que “los tiempos agronómicos no son los mismos que los tiempos administrativos. Lo que queremos lograr es dar repuestas desde el Estado en forma ejecutiva y con lógica de empresa”.

AICAT asiste a los productores apoyándolos con la ejecución de planes y programas, como es el caso del Plan Estratégico Agroindustrial. Este plan está compuesto por distintos componentes, como la asistencia al sector olivícola, el agregado de valor a la nuez y el pimentón, el plan mosto, la elaboración de vino torrontés en Santa María, etc..

El plan de asistencia a empresas olivícolas consiste en asistir a los productores olivícolas de la provincia, a través de incentivos económicos, para sostener la mano de obra en la cosecha del olivo.

El agregado de valor a la nuez tiene como objetivo intervenir en el mercado y ayudar a los pequeños productores nogaleros a través de la compra de pulpa de nuez, fijando un precio de referencia y evitando la especulación de compradores foráneos. Esto se replicó en el mosto y en el pimentón.

Natella precisó al respecto que “el objetivo de la intervención de AICAT es referenciar valores de mercado para que al productor no se le pague menos de lo que ofrece el Estado, y de esta manera incluimos al productor al sector formal de la economía a través del monotributo social agropecuario. Con esto se genera mano de obra en su lugar de origen y agregado de valor, evitando el desarraigo”, para recordar que “antes los productores vendían su producto pero no lo industrializaban ellos mismos”.

AICAT trabaja de manera conjunta con el Ministerio de Producción y los municipios en donde se encuentran los productos mencionados.

El presidente de la empresa destacó que “es importante resaltar que la empresa asistió económicamente a la Municipalidad de Pomán y a la Municipalidad de Mutquín, para que sean los propios intendentes con sus equipos técnicos, quienes reconozcan y compren la pulpa de nuez a sus productores y al mismo tiempo referenciar un valor”.

AICAT también trabaja en asistencia para enfrentar la emergencia agropecuaria: “Desde la empresa se entregaron 240 toneladas de maíz que se están distribuyendo en aquellos puntos de la Provincia que se han visto perjudicados por la sequía. También con fardos de alfalfa y mega fardos de alfalfa que son entregados a productores afectados por la sequía” dijo Natella.

AICAT trabaja además en la construcción de Centros de Manejo Ganadero y de Recrías en los departamentos de Capayán, Ambato, Paclín, El Alto y Santa María.

“AICAT trabaja en dos grandes objetivos, el primero es referenciar valores de mercado para que el productor se sienta acompañado por parte del Estado. El otro es de contenido social, en donde se incluye al productor a la economía formal para que sepa que hay un Estado presente, que va desde la compra del producto hasta la apertura de los mercados para una mayor competitividad de lo que produce”, añadió.

“Un claro ejemplo es lo que pasó este año con el membrillo, donde no tuvimos ni siquiera la necesidad de comprar nada, ya que las empresas privadas que suelen comprarles a los andalgalenses subieron el precio cuando conocieron a cuánto les íbamos a comprar nosotros. No hubo necesidad de intervenir porque el mercado se reguló solo: por eso, cuanto menos compre AICAT, más exitosa es nuestra intervención”, concluyó.

Artículo anteriorAvanza la implementación del Plan para las obras de distribución de energía eléctrica
Artículo siguienteAdiós a la leyenda del fútbol total «La Saeta Rubia»