José Romero

El artesano José Romero, exhibe en la Feria Artesanal sus imponentes trabajos denominado modelismo naval. A diferencia del resto Romero no comercializa sus barcos representados en madera sino que los expone para dar a conocer su trabajo.

Desde hace cinco años José dedica la mayor cantidad de horas posibles al modelismo naval, “vengo a la feria porque esto es una pasión, mi trabajo es ser albañil pero esto me gusta hacerlo le dedico muchas horas para poder hacerlos los más similares posibles”.

Detalló que comenzó hace  cinco años a realizar barcos, y no pudo parar de construir, cuenta con planos y los detalles que cada creación que tiene son admirables, en este sentido preciso, que “ hace cinco años que trabajo con esta técnica que es modalismo naval cuento con planos y utilizo material reciclable todo madera que no se usa yo la necesito, esto  no tienen grandes costos monetarios pero si en tiempo puedo tardar entre siete y once meses en hacer un barco, claro que siempre depende las horas que le dedique” .

Al momento José lleva representados cinco barcos, Santísima Trinidad, San Felipe, Roya Caroline, Corona Francesa y el barco Titanic

“Para cada uno de ellos he utilizado planos por lo que tienen detalles, como el Titanic si nos acercamos tienen bancos, tiene más de doscientas luces, tienen las galerías está bastante completo, y de ahí cada barco tiene sus detalles, tienen figuras en plomo como eran tienen la cantidad montones que los originales por eso digo que son mis barcos y no están a la venta prefiero llevarlos a mi casa, por eso le pongo un precio elevado porque la intención es darlos a conocer no comercializarlos”.

Compartió que es hijo de un carpintero y desde allí viene el gusto por trabajar la madera pero que en su familia no hubo apasionados del modelismo naval, de hecho contó no conocer el mar ni jamás haber subido a un barco”.