Ministerio de Desarrollo Social de Catamarca

El ministerio de Desarrollo Social concretó la asistencia a pobladores de la zona de Coneta, Capayán, que ayer protagonizaron un piquete sobre la ruta 38, con la entrega de elementos de primera necesidad a quienes no poseían ayuda oficial de ningún tipo.

En realidad, la manifestación estuvo originada en un reclamo habitacional, que fue atendido por la secretaría de Vivienda, pero igualmente la cartera social envió un equipo técnico para relevar la necesidad de ayuda entre la gente del lugar.

La directora de Acción Social Directa, María Castaños, explicó que trabajó en forma coordinada con su par de Huillapima, el intendente local, el senador departamental Hugo Corpacci y el delegado territorial de Desarrollo Social. Después de dialogar con los vecinos, se concurrió a la delegación municipal en donde se realizó el entrecruzamiento de datos, el cual arrojó que de las 25 familias que participaban del reclamo, solo 4 no estaban empadronadas. El resto -señaló- recibe ayudas mensuales del programa Pro Familia, y vienen siendo apoyadas a través de distintas modalidades: módulos alimentarios, ropa de abrigo, camas, colchones, frazadas y aportes económicos.

La funcionaria dijo que más allá de quienes expresaban un reclamo legítimo, había entre los líderes de la protesta un reconocido piquetero capitalino y un hombre de origen sanjuanino que no vive en la zona y que ya recibió asistencia del Estado catamarqueño.

Artículo anteriorAviones hidrantes combaten el incendio forestal
Artículo siguienteSemifondo con olor a Ko