Así es el fútbol, un deporte único, impredecible. River puede dar fe de ello y Teo Gutiérrez, también. Lo mismo Gimnasia. El colombiano, que se reincorporó tarde tras el Mundial, que tenía más de un pie afuera del club, entró e hizo el gol con el que el millonario se llevaba una gran victoria de La Plata. Sin embargo, en el décimo minutos de adición, luego de que el partido estuviera detenido por un corte de luz, Vegetti estampó la igualdad 1-1 final.

A los 14 minutos del segundo tiempo, el colombiano saltó a la cancha en lugar del pibe Boyé. Marcelo Gallardo decidió apostar a la experiencia e ingresaron él y Rodrigo Mora por los pibes. Y Teo apareció en el final para cabecear un centro de Pisculichi y mandar la pelota al fondo de la red. Iban 45 minutos del segundo tiempo y River festejaba con una actuación descolorida.

Néstor Pitana adicionó 12 minutos, luego de que el partido estuviera detenido en el segundo tiempo por falta de luz. Cuando iban 55 minutos, Vegetti hizo el empate, tras un córner, y puso justicia en el resultado.

Ya sin Manu Lanzini, Gallardo eligió a Pisculichi, con los pibes Boyé y Driussi arriba. Marcelo Barovero salió lesionado, a los 32 minutos de juego, tras dos grandes intervenciones, e ingresó Chiarini, uno de los refuerzos de esta temporada, quien llegó desde Instituto. Tras un flojo primer tiempo, River levantó en el complemento. Parecía que llevaba la victoria, le dieron un golpe en el final.