Batidos con té verde

Comienza el día con un té verde, pero de otra forma

Tomar té verde en formato de batidos es algo completamente posible y que te puede resolver el desayuno en más de una ocasión. La idea es combinar la bebida, ya sea preparada con antelación o usando matcha, con determinadas frutas. Lee la nota y conoce cuatro interesantes recetas.

¿Quieres disfrutar de un rico té verde desde la primera hora del día de una manera diferente? Pues no será ningún problema si sigues estos consejos para prepararte un buen batido con esta infusión desde la mañana. En esta nota vas a poder leer cuatro interesantes opciones (dos con té verde, dos con matcha en polvo) para poner en marcha.

4 Interesantes opciones para tomar el té verde en tus desayunos:

  • Té verde y melón: Una combinación fabulosa, pues es sumamente diurética y es perfecta para llenarte de antioxidantes y también de refrescante sabor. Es una combinación efectiva y cuasi natural, pues los sabores no se anularán uno al otro de ninguna forma.
  • Té verde y maracuyá: Prepara un té verde suave y mézclalo en la batidora con zumo y pulpa de maracuyá. Si te resultara demasiado ácido, puedes añadir un poco de zumo de naranja. Tendrás un batido ligero, con poco cuerpo, pero muchísimo sabor y perfecto incluso por fuera de los desayuno, ya que te puede venir muy bien para el calor de las tardes.
  • Té verde matcha y melocotones: Exprime el zumo de dos naranjas, coloca dos melocotones en el vaso de la batidora y una buena cucharada de matcha. Bate con un poco de hielo y disfruta de este suculento y delicioso batido, ideal para las mañanas, ya que es muy saciante.
  • Té verde matcha y frutos rojos: ¿Quieres una auténtica bomba de antioxidantes? Coloca media taza de fresas, media de arándanos, una taza de agua y una cucharada de matcha en el vaso de la batidora. Procesa y luego bebe esta delicia en el desayuno, cuestión de ir recibiendo este «fuego» desde el momento mismo de la mañana.