Raúl-Chico

El ministro de Producción Raúl Chico consideró en la mañana del jueves 21 de agosto como “innegociable” de parte del gobierno de la provincia la decisión de desarrollar la Minería con empleo catamarqueño e integración de proveedores locales.

“Tenemos el acompañamiento de la Nación, y la decisión política de nuestra gobernadora Lucía Corpacci para que en el desarrollo minero futuro no nos pase lo que ya pasó: que todo o gran parte se compre afuera y que muchos de los empleados sean de afuera. Esa decisión es innegociable e impostergable, por eso estamos trabajando acá”.

Estas declaraciones fueron efectuadas en el marco de la apertura de una jornada del Programa de Desarrollo de Proveedores Mineros de la que tomaron parte funcionarios de la Secretaría de Industria de la Nación, del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), GENIa Catamarca, el Ministerio de Producción, y la Secretaría de Minería de la provincia, entre los organismos oficiales involucrados. Esta jornada es la continuidad de instancias de trabajo anteriores llevadas a cabo la semana pasada en Santa María y Andalgalá y estuvo organizado por la Oficina de GENIa en Catamarca que coordina Natalia Dusso.

Texto completo del discurso del ministro Raúl Chico:

“Sabemos que Catamarca es una provincia minera. Sabemos que, si bien hubo un “parate” en los últimos años, el gobierno de la provincia e YMAD  están reactivando este tema. Tanto es así que está por arrancar Bajo El Durazno, Cerro Atajo y todos sabemos que Agua Rica vuelve a tener una expectativa interesante. Es para Catamarca muy importante desarrollar una minería completa.

Nosotros decimos que los problemas que hubo hasta hace un par de años se deben básicamente a tres motivos:

Uno de ellos es que no estaba muy claro si Catamarca era -o sólo decía que era- una provincia minera. Con la venida de la gobernadora Lucía Corpacci quedó clarísimo que esta es una provincia minera. Y eso ha permitido que algunos focos de conflicto que había, se apagaran. El Estado provincial ha vuelto a recuperar la casilla del medio donde queda claro que Catamarca es una provincia minera. Pero también es una provincia productiva. Para desarrollar la producción de Catamarca, una de las fuentes de financiación es la Minería. Minería que tiene para muchísimos años, pero que algún día se terminará. En este sentido, para nosotros es fundamental que tengamos una minería fuerte y con conveniencia social. Es decir una minería que le convenga a las empresas, que le convenga al gobierno y sobre todo que le convenga a nuestra gente, al pueblo de Catamarca. Por eso, es muy importante reconfirmar que la Minería es una política de Estado para Catamarca.

Otro tema que siempre puso en jaque la actividad fue la duda de si la Minería contamina o no contamina. Esa duda había que sacársela y por eso este gobierno tomó una serie de medidas. Una de ellas fue la de crear delegaciones en el interior donde la gente puede consultar de manera directa e incluso participar de los controles ambientales que se hacen. Y esa duda generaba, en épocas pasadas pero recientes, algunos problemas como mencionaba recién. Cuando la gente duda sobre si contamina, pero aparte no ve nada, esto de que la Minería no se veía; ante esa duda, la gente prefería decir «no a la minería». Entonces, la segunda pata es el desarrollo económico: lograr que la Minería se vea. En eso hay gran responsabilidad tanto del Estado provincial como de los Estados municipales. Que los desarrollos en obras y los desarrollos económicos se vean manifiestos en los territorios.

Y en tercer lugar, es fundamental que haya proveedores locales. Es una cuestión fundamental el desarrollo de proveedores. Esta no es una tarea sencilla. Requiere de mucho compromiso por parte de las empresas mineras porque lograr que el proveedor local venda, no es fácil. La minera se pone en la posición de: “yo pido y licito, que se presenten”. Pero no siempre se pueden presentar. Los (emprendimientos) chiquitos tiene que desarrollarse de la mano del Estado y de la mano de la empresa. Cuando las empresas no tienen ese compromiso, ahí es donde tiene que estar el Estado más presente que nunca: lograr que las empresas estén dispuestas a trabajar con los proveedores locales. Eso es también algo que ha cambiado fuertemente en esta gestión. La decisión inclaudicable del gobierno de la provincia para cualquier proyecto minero es de incluir mano de obra catamarqueña y proveedores locales. Eso es  innegociable. No va a haber Minería si no aceptan esas condiciones. Eso va a ir en los contratos. Para que haya proveedores locales es necesario desarrollarlos. Y para desarrollarlos hay una serie de acciones que se deben llevar a cabo. Una de ellas es la capacitación, la preparación del proveedor. Para eso, desde el Gobierno de la provincia, desde la secretaría de Minería, y desde YMAD, hay una serie de acciones que tienen que ver con reunirlos e ir trabajando con ellos en un programa sólido y estructurado. Y desde el gobierno de la Nación, del Ministerio de Industria hay acciones complementarias a las de la provincia. Por eso tenemos aquí la presencia de gente de la Secretaría de Industria de la Nación, que conduce el amigo Javier Rando. Nos acompañan funcionarios de esa secretaría y del INTI. Esto tiene por objetivo ir acompañándolos y prepararlos para esa integración. Que esta vez no nos pase que todo o casi todo se compre afuera. Que no nos pase que todos los empleados o muchos de ellos son de afuera.