Tigre - Racing

Era el resultado que nadie esperaba en Racing. Ni los más optimistas hinchas de Tigre pensaron que el Matador, que había perdido los dos primeros partidos, tendría esta resurrección. Fue la noche soñada para el equipo de Fabián Alegre que goleó 4-0 a la Academia y frenó en seco la ilusión que llevaba el conjunto de Diego Cocca.

Racing cometió todos los errores posibles para que Tigre se vaya con el triunfo. El Matador jugó el partido perfecto: se fue sin goles en contra, presionó en toda la cancha y aprovechó todas las que tuvo para irse con los primeros tres puntos del campeonato.

Tigre ganó gracias a los goles que marcaron Erik Godoy (de cabeza), Kevin Itabel (uno en cada tiempo) y el de Lucas Wilchez, autor del mejor tanto de la noche.

Racing falló en defensa pero no consiguió tener la potencia ofensiva de los dos primeros partidos. Tuvo poco la pelota y abusó de los pelotazos para llegar al área de Javier García. Poco de Diego Milito, el que más intentó, no fue lo suficiente para la Academia.