Mons. Luis Urbanc en Andalgalá

El jueves 21 de agosto, se cumplió la séptima jornada de la visita pastoral del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, a la amplia jurisdicción de la parroquia San Francisco de Asís, en el departamento Andalgalá.

Después de completar su recorrido por los pueblos de Aconquija, las actividades se desarrollaron en la cabecera departamental, comenzando el cronograma en el Juzgado de Control de Garantías, donde fue recibido por el Juez, Dr. Rodolfo Cecenarro, junto al personal que allí se desempeña. La oportunidad fue propicia para charlar sobre la tarea que realizan en esa dependencia judicial y compartir un desayuno fraterno.

A los municipales: “Les propongo que vuelvan a instalar a Dios en sus vidas”
Desde este lugar se desplazó hasta el Cine Ideal, saludando a su paso a trabajadores y vecinos que se encontraban en la plaza central, para participar de un encuentro con los empleados municipales y el intendente, Prof. Alejandro Páez, junto a miembros de su gabinete, con quienes rezó Laudes. Luego de poner en las manos del Señor las peticiones de los presentes, se abrió un interesante diálogo en el que el jefe comunal planteó la realidad que viven los andalgalenses, mientras el Señor Obispo los exhortó a construir las relaciones interpersonales desde Dios. “Todo depende cómo se plantea uno la vida. Les propongo que vuelvan a instalar a Dios en sus vidas, que sea el centro de nuestras vidas, porque su verdad, su amor es el que lubrica las relaciones humanas. Pero un Dios real, no una entelequia, sino un Dios que nos hace ver al otro como hermano. De tal manera que me conduzco bien porque el otro es mi hermano”.
Enfatizó que “sólo Dios es la garantía de una vida social en paz, inclusiva, donde nadie quede excluido. No busquen solucionar los problemas sin Dios. Cuando le damos cabida a Dios hemos resuelto nuestros problemas”.

En las escuelas de Malli y Huaco
Completando el programa dispuesto para la mañana de este día, Mons. Urbanc llegó a la escuela primaria N° 218 y secundaria N° 81de Malli, donde lo recibieron los respectivos directores, Prof. José Ramón Ocampo y Prof. Luis Barros, acompañados por el personal docente.
En el patio cubierto lo esperaban los alumnos, quienes platearon sus dudas sobre la fe, la Iglesia y la vida humana; cerrando este momento con el almuerzo consistente en un locro.

En la Agrotécnica de Huaco
Durante la calurosa tarde del jueves, el Obispo centró su labor evangelizadora en la localidad de Huaco, situada al sur de la ciudad de Andalgalá, donde lo esperaban los pequeños de la escuela primaria N° 408 Gral. Isidro José Arroyo, quienes se formaron frente al edificio escolar, y luego de saludar al Ilustre Visitante, lo acompañaron a pie hasta el amplio predio de la Escuela Agrotécnica, que actualmente alberga a unos 110 estudiantes.
Tras saludar a las autoridades, los chicos de ambas comunidades educativas se dirigieron junto al Pastor Diocesano hasta la cancha de fútbol, donde un grupo de estudiantes lo recibió con canciones. Ya ubicados en el lugar, la directora Susana Banching expresó “la alegría y el agradecimiento de que Monseñor haya podido acercarse a la escuela. No podemos desaprovechar la oportunidad para hacerle preguntas”, dijo, agregando la necesidad de valorar el estudio y la cultura del trabajo.
El alumno David Brizuela le brindó una cordial y cariñosa bienvenida en nombre de todos los alumnos. “Nos ofrecemos para acompañarlo y trabajar juntos para llevar la Palabra de Dios a nuestras vidas y hogares”, expresó, indicando que “en la sociedad actual surcada por la desintegración familiar y los antivalores necesitamos la palabra sagrada como herramienta que nos ayude a descubrir el sentido de nuestra pertenencia al mundo, a valorar la dignidad de cristianos, y a sentir el compromiso de ser evangelizadores”.
Con el marco de la naturaleza, los presentes compartieron la Palabra de Dios y las reflexiones del Obispo, que dieron lugar a un diálogo sobre cuestiones de la fe.

Con los catequistas
Como corolario de esta jornada, Mons. Urbanc compartió un encuentro con los pobladores Huaco para conocer la realidad de las aproximadamente 600 familias que componen el distrito. Y después presidió la Santa Misa, en el día en que la Iglesia celebró a San Pío X, a quien se refirió durante su homilía comentando que el Santo Patrono de los Catequistas fue el creador de la Diócesis de Catamarca, además de impulsor de la comunión de los niños y la confección del Código de Derecho Canónico, e insistió mucho en el Catecismo de la Iglesia Católica.
Asimismo, felicitó y agradeció a los catequistas la valiosa tarea de ayudar a que crezca la semilla de la fe en los niños y adolescentes. Tomando el texto del profeta Ezequiel pidió “sacar el corazón de piedra para colocar un corazón de carne, sensible a la Palabra de Dios”.
Finalmente, los catequistas junto a vecinos de Huaco celebraron su día con una cena a la canasta.