Mons. Luis Urbanc bautizó a un adolescente en Andalgalá

Durante la mañana del viernes 22 de agosto, día en que la Iglesia celebró a María Reina, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, acompañado por el párroco Moisés Pachado, desplegó una intensa actividad, en el marco de la visita pastoral a la parroquia San Francisco de Asís, en el departamento Andalgalá, llegando a organismos públicos, una escuela especial y casas de ancianos y enfermos, a quienes administró la Unción de los Enfermos y bautizó a un adolescente.

La octava jornada de esta misión en La Perla del Oeste estuvo marcada por la emoción cuando el Obispo arribó a la escuela especial N° 2 Un Nuevo Día, donde recibió el afecto de los alumnos, autoridades, docentes y padres de familia, quienes lo esperaban con mucho entusiasmo para compartir un momento de cercanía con el Pastor Diocesano.

Durante un breve acto, el alumno Pablo Anaya rezó la oración de la visita pastoral y luego la docente de grupo María Mercedes Oróstegui se refirió a los distintos tipos de amor, resaltando el amor incondicional de Dios, quien “entregó a su Hijo Jesús, en sacrificio para nuestra salvación”, lo cual “habla del infinito, desinteresado e incondicional amor que nos tiene. Por eso quien ama a los demás como El nos amó, tiene cada día la hermosa posibilidad de ser feliz”.

Por su parte, la alumna Mayra Delgado le dio bienvenida manifestando: “Hoy nuestra casa no sólo se vistió de fiesta por la visita de Mons. Urbanc, sino también nuestros corazones llenos de amor, dispuestos a dar sin esperar nada cambio, brincan de alegría por poder compartir esta hermosa jornada”.

El Obispo expresó su gratitud a los directivos, docentes y personal auxiliar, niños y papás, a quienes les dijo que “tienen que pensar que Dios los quiere mucho. Espero que todos formen una gran familia, porque así el Señor los va a bendecir. Tenemos que aprender a amar como Dios, que nos ama porque sí, con un amor sin medida”.

En representación de la comunidad educativa, dos pequeños le hicieron entrega de presentes, uno de ellos consistente en una alfombra confeccionada por ellos mismos.

Para cerrar este encuentro con la comunidad educativa, a la que asisten unos 50 estudiantes especiales, todos los presentes recibieron la bendición.

Con ancianos y enfermos
Otra labor de la mañana fue la visita a colaboradores de muchos años de la parroquia, como Dn. Dardo “Negrito” Córdoba y Dn. Alberto “Tito” Lencina, cuya familia lo agasajó con un almuerzo. Ambos recibieron la Unción de los Enfermos y aprovecharon la ocasión para charlar sobre la acción evangelizadora realizada antes en la parroquia y los desafíos que se presentan en la actualidad.

En la casa de Dña. Amalia Figueroa se vivió con mucha emoción el bautismo de Mauricio José Ramos, quien pasó a formar parte de la Iglesia Católica. Tanto el adolescente como sus papás y padrinos, testimoniaron con lágrimas su alegría de vivir la fe en comunidad.

En organismos públicos
El recorrido por organismos públicos comenzó temprano en la comisaría, ubicada frente a la plaza principal de la cabecera departamental, donde fue recibido por el Comisario Ramón Miguel Mamaní y parte de los 40 efectivos que integran esa dependencia policial. Allí reflexionó sobre la figura de San José, Patrono de la Policía de Catamarca, de quien dijo que “tuvo la custodia más grande de la humanidad al cuidar a Jesucristo, el Hijo de Dios, y de María, la mujer más agraciada por Dios”.

Haciendo un parangón con la misión que tienen los miembros de la fuerza de seguridad, exponiendo muchas veces sus vidas para custodiar a sus semejantes, los llamó a que “amen a Dios con todo su ser, porque en la medida que amen a Dios amarán al prójimo y lo protegerán”.

Tras impartirles la bendición, se dirigió hasta el centenario edificio de la Intendencia de Riego, Hidráulica y Agua Potable, con cuyos empleados rezó la oración de Laudes, en comunión con toda la Iglesia. Luego de la lectura breve, se refirió a la Virgen María como Reina, recordando que en Catamarca, en el año 1891, se realizó la Coronación Pontificia de la Virgen del Valle. “La reconocemos como Reina por lo que Ella lleva en su corazón, la humildad, la fortaleza, la sencillez, que debemos imitar, apuntó”.

Completó su paso por los organismos públicos con la visita al Juzgado Civil, Comercial y de Menores, la Fiscalía de Instrucción y Defensoría General, donde abrieron las puertas de ese lugar de trabajo, para dialogar, rezar y cantarle a la Virgen María. También bendijo las distintas dependencias y a quienes allí se desempeñan.