Card. Fernando Filoni

Papa Francisco vuelve a hacer un llamado para que «se usen todos los medios para resolver la crisis humanitaria» en Irak, en una carta fechada el 8 de agosto y entregada hace algunos días al presidente del país Fuad Masum por el enviado personal de Jorge Mario Bergoglio, el cardenal Fernando Filoni. En la carta, el Pontífice argentino insiste en el «dolor» por el «brutal sufrimiento de los cristianos y de otras minorías religiosas». El cardenal Filoni, que volvió ayer a Roma, fue recibido hoy en audiencia por el Papa, a quien explicó el desarrollo de la misión.

«Me dirijo a usted con el corazón lleno de dolor mientras sigo el brutal sufrimiento de los cristianos y de otras minorías religiosas obligados a dejar sus casas, mientras sus lugares de culto son destruidos», escribió el Papa en la carta publicada hoy por la oficina de la presidencia de Baghdad. «En este contexto, he pedido al cardenal Filoni», que fue nuncio apostólico en Irak con Juan Pablo II y después al servicio de Benedicto XVI, que «fuera a Irak para expresar mi preocupación, y la de toda la Iglesia católica, por el sufrimiento de aquellos cuyo único deseo es vivir en paz, en armonía y en libertad en la tierra de sus antepasados». Después de haber recordado los esfuerzos que ha habido durante los últimos años para llevar al país al camino de la convivencia pacífica en la que los miembros de las minorías sean considerados como el resto de los ciudadanos, «renuevo mi llamado a todos los hombres y mujeres que tienen responsabilidades políticas –escribe el Papa– para que usen todos los medios para resolver la crisis humanitaria. En estos trágicos momentos –añade Bergoglio–, pido a Su Excelencia que reciba al cardenal Filoni como mi enviado personal, expresando mi gratitud por todo lo que el pueblo iraquí puede hacer para aliviar el sufrimiento de sus hermanos y hermanas».

Fue el mismo Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (Propaganda Fide) quien había indicado hace algunos días que entregó la carta del Papa en ocasión del encuentro con el presidente iraquí: «El encuentro –dijo el 19 de agosto a los micrófonos de la Radio Vaticana– fue muy cordial. Iba acompañado por el Patriarca caldeo Sako, por el Nuncio apostólico y por monseñor Warduni. Entregué la carta, a la cual el presidente después responderá. Narré un poco la experiencia de estos días y subrayé que la mía no era una visita política, sino una visita humanitaria por cuenta del Santo Padre y que por ello me dirigí primero a Erbil, en donde la situación en el Kurdistán todavía es muy seria y grave, y después a Baghdad en donde, justamente, habría tenido este encuentro». El purpurado italiano explicó que «El Santo Padre, frente a situaciones de tan grave emergencia, no descarta las posibilidades de intervenir para subrayar cuán importante para él es la situación de estos pobres. La cuestión aquí en Irak no solo es una tragedia para el pueblo iraquí, para nuestros cristianos o para los yasidíes, sino que se relaciona con todos los hombres que se preocupan por la humanidad». Filoni partió el 12 de agosto hacia Irak.

La agencia de prensa de la misma Propaganda Fide, por lo demás, indicó que el líder kurdo Massud Barzani, presidente de la región del Kurdistán iraquí, anunció que el gobierno de la Región autónoma del norte de Irak está listo para abrir las puertas a voluntarios cristianos entre las fuerzas armadas kurdas y para ofrecerles los medios para que creen contingentes de auto-defensa en las propias localidades frente a las milicias jihadistas del Estado Islámico. Barzani recibió al cardenal Filoni el pasado 14 de agosto.