Lucía Corpacci en Los Morteritos

La Gobernadora Lucía Corpacci concretó una visita oficial a la localidad de Los Morteritos donde inauguró obras, presidió el acto de apertura del ciclo lectivo de las escuelas de periodo especial y participó de un homenaje a la Pachamama.

La mandataria agradeció el afecto recibido por parte de los lugareños y prometió seguir trabajando para que todos los catamarqueños tengan las mismas oportunidades de desarrollo. Entre sus actividades, inauguró las refacciones y ampliaciones de la Escuela N° 454, y entregó notebooks y obsequios a los chicos del lugar.

Lucía visitó el Territorio Ancestral de la Nación Diaguita, de la reconocida Comunidad Indígena de Los Morteritos, en donde fue recibida por el Cacique Héctor Reyes. Corpacci estuvo acompañada por el ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso; el ministro de Educación, José Ariza; el secretario de Obras Públicas, Marcelo Murúa; el jefe de la UDAI, Sebastián Noblega; los intendentes Gilberto Santillán (Londres) y Marcelo Villagran (Hualfin); el administrador de Vialidad Provincial, Jorge Solá Jais,  y  el Cacique de La Angostura, Bernardo Gutiérrez.

En el acceso a los Morteritos, Lucia visitó el avance de obra del Mirador de la Apacheta, en donde Obras Publicas está realizando un mirador en donde se elevarán las banderas de Argentina, Catamarca y la Whipala.

Al ingreso mismo de Los Morteritos, la jefa de Estado fue recibida con honores por los niños y jóvenes de la comunidad. Luego participó del Ritual por Obra sobre la Tierra en donde se llevó a cabo una corpachada, con el debido homenaje a la Pachamama.

Después del ritual, comenzó el acto de inicio de ciclo lectivo para escuelas con periodo especial. Estuvieron presentes los abanderados de todas las escuelas del Norte Grande de Belén, en donde el momento más emotivo fue la inauguración de las nuevas instalaciones de la Escuela de Los Morteritos. Esta obra cuenta con dos aulas de 50 metros cuadrados cada una, con agua potable y electricidad. Además se culminaron otros trabajos y mejoras para bienestar de los estudiantes (se levantó la altura del techo, se pintó y se remodelaron los baños).

Lucía también entregó netbooks, a través del programa Conectar Igualdad que lleva adelante el ANSES, para todos los alumnos de la Escuela Secundaria Rural N° 31 que funciona en la localidad y fue creada durante esta gestión.

 

Cacique agradecido

 

El Cacique Reyes agradeció las obras y sostuvo que “este es un anhelo que tenemos desde hace muchos años, ahora es un sueño cumplido”.

Además recordó que “en el 2004 vinieron y nos dijeron que iban a comenzar las obras, levantaron los techos y dejaron todo así, hasta sin baños”.

Para finalizar dijo “desde que conozco a la Gobernadora Los Morteritos tiene agua potable, luz eléctrica, un camino en condiciones, escuela secundaria y jardín, y ahora computadoras. Por eso le pedimos que siga adelante con todo ese esfuerzo que viene poniendo por los pueblos del interior”.

Lucía también entregó juguetes para los chicos, elementos del Plan Abrigo del Ministerio de Desarrollo Social, y golosinas en paquetes que armaron las abuelas del Hogar de Ancianos “Fray Mamerto Esquiú”.

La Gobernadora y la comitiva compartieron un almuerzo con la comunidad, y antes de seguir su viaje hacia el Departamento Antofagasta de la Sierra recorrió los avances de obras de las mejoras habitacionales que lleva adelante la Secretaría de la Vivienda con el Programa “Mejor Vivir”, a través del cual se construyen 13 mejoras (habitación y baño) en Los Morteritos y 5 en la localidad de Las Cuevas.

Discurso completo

El siguiente es el mensaje textual de la jefa de Estado a la comunidad de Los Morteritos:

“Muy buenos días señor cacique y director de esta escuela aunque esté de licencia, querido amigo Reyes; señor cacique Gutiérrez, señores intendentes que nos están acompañando, gracias, porque dejaron lo suyo para venir a disfrutar este día; señor ministro de Obras Públicas, señor ministro de Educación; señor secretario de Obras Públicas, señor senador de Antofagasta, José Liquín, que nos está acompañando; querido Sebastián Nóblega, director del ANSES, que es el responsable o la herramienta para que hoy estemos entregando las netbooks; querido director de Vialidad; querido Jaime, a todos los funcionarios de Educación; señoras y señores docentes, directores de escuelas, a los que vinieron desde otros lugares, muchísimas gracias por haberse tomado el tiempo y el trabajo de venir a compartir este día de fiesta.

En primer lugar yo quiero darle las gracias también a la esposa del cacique, que ha preparado junto con sus niños esta ceremonia tan sentida para nosotros y que bueno, como nosotros venimos de la ciudad, donde estas cosas se ven solamente una vez al año, el día de la Pachamama; nos llegan mucho. Y yo sé que tanto la esposa del cacique que es nacida y criada acá, como el cacique, trabajan para que estas cosas no se pierdan. Y ensayan, y explican de qué se trata, y está bueno. Porque nosotros no queremos que las comunidades aborígenes o las comunidades indias, como dice el cacique, estén segregadas o estén apartadas. Queremos realmente que se integren, porque lo que ha pasado en otras provincias es eso: que están segregadas. Nosotros queremos que se integren plenamente a la sociedad catamarqueña, porque efectivamente son un catamarqueño más.

Pero queremos también que no olviden sus costumbres, sus raíces, porque tienen que sentir orgullo de lo que son, porque en verdad han luchado mucho y han defendido con uñas y dientes sus territorios y a su gente; así que queremos que eso lo sigan conservando. Y a nosotros nos emociona enormemente poder dar las gracias con ustedes, y por supuesto que nos parece un honor inmerecido que hagan esto por nosotros; porque en verdad es nuestra obligación, y lo hacemos con profundo amor, con profundo compromiso. Es cierto, cuando uno recorre la provincia… hoy me reía porque ahí en Barranca larga la Pirucha me dice ‘Tiene que venir más’… y a mí cuando me dicen ‘tiene que venir más’, estuve hace diez días en Corral Quemado, y estuve hace 20 días en otra localidad del norte de Belén, y antes estuve en Recreo, y antes estuve para el otro lado…  la provincia es grande y la recorremos constantemente. Y digo la recorremos porque no soy solo yo, es todo el equipo de Gobierno.

Y cuando uno recorre el interior profundo ve tantas desigualdades con las cabeceras departamentales, con la Capital de la provincia, que no le queda otra más que decir que tenemos que trabajar para que seamos un poquitito más iguales. Y ser más iguales es trabajar por los caminos, es trabajar por las escuelas, es trabajar por los centros de salud, es admitir que los chicos de acá tienen derecho también a tener un secundario, como los de muchos otros lugares también. Tienen un derecho que les fue negado por mucho tiempo.

Entonces, la verdad que lo hacemos con muchísimo amor, pero por sobre todas las cosas con mucha convicción. Creemos en lo que hacemos, y estamos sabiendo todos los días que nos falta, que nos falta, que nos falta… pero también que todos los días ponemos esfuerzo, y trabajo y compromiso, para ir haciendo lo que todos demandan, lo que todos necesitan, lo que todos piden.

Esta escuela por suerte hoy es una realidad, seguimos en deuda con la escuelita de La Angostura, pero… ¿dónde está el maestro? Lo ví, lo ví… Maestro: se la vamos a cumplir, como sea, como sea, se la vamos a cumplir. No es fácil llegar a La Angostura. La verdad que cuando uno habla con una empresa es un drama, porque no quieren… es lo mismo que la escuela de El Salar de Pipanaco, pero ahí estuvimos pergeñando unas cosas con el ministro Dusso y se la vamos a hacer. Lo mismo va a ser una realidad la escuela de El Peñón, lo mismo va a ser una realidad la escuela de El Eje; y lo mismo se van a hacer realidad tantas cosas que les venimos diciendo, que venimos trabajando con ustedes, en concretar los sueños y las necesidades de todos y cada uno.

Pero yo hoy además quiero decirles algo, porque ven que ahí hay unos frasquitos que están llenos de golosinas, que tienen unos muñequitos, y yo le prometí a la gente que se los hizo que les iba a decir quiénes son. Porque esos muñequitos que están en los frascos los hicieron las abuelas del Hogar de Ancianos de la ciudad Capital. Les dijimos que veníamos acá y las abuelas dijeron ‘nosotros vamos a hacer algo para que lleven’. Quiero que sepan que se los mandan ellas, que se los mandan con muchísimo amor y que ojalá en algún momento puedan conocerse ustedes y las abuelas. Me parece que ustedes van a tener que ir a la ciudad, porque para ellas subir hasta acá va a ser medio difícil.

Pero hay alguien en la ciudad, hay un grupo de abuelas que están en el Hogar de Ancianos, que pensaron que ellas desde ese lugar podían darles algo que los ponga contentos a ustedes. Así que les voy a transmitir que se los entregamos y vamos a llevar las fotos de cuando se los entreguemos a los chicos.

Hay mucho para hacer, no lo podemos hacer solos, no lo podemos hacer todo a la vez, pero vamos transitando ese camino. Necesitamos de todos, necesitamos de los docentes, necesitamos de los padres, necesitamos de los niños, necesitamos de toda la comunidad para que podamos seguir construyendo este presente que nos de un porvenir a todos. Muchísimas gracias”.